/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
ENGLISH

Enorgullece a EE.UU. su tradición como país de inmigrantes

Sigue siendo el país del mundo que más refugiados acoge

Publicado: 19 de enero, 2007 Nota relacionada: Para Estados Unidos los refugiados iraquíes son una prioridad máxima  

Washington – Estados Unidos sigue siendo un país que acoge a los inmigrantes y los refugiados y se destaca también por su ayuda a los refugiados e inmigrantes en todo el mundo, ha declarado Ellen Sauerbrey, secretaria de Estado adjunta para Población, Refugiados y Migración (PRM) en el Departamento de Estado.

El discurso que pronunció Sauerbrey el 12 de enero fue en ocasión del 93 Día mundial de los inmigrantes y refugiados, que celebra el Vaticano el 14 de enero. Reconociendo la fecha como una ocasión para mejorar la atención y el reconocimiento a la importancia que tiene el mejorar la vida y las oportunidades para los inmigrantes y refugiados, Sauerbrey habló ante los estudiantes y la comunidad de la Universidad de Georgetown en Washington, la universidad católica más antigua de Estados Unidos.

La funcionaria dijo que el pueblo y el gobierno Estados Unidos trabajan infatigablemente para lograr que los inmigrantes se integren en sus comunidades, reteniendo al mismo tiempo su patrimonio cultural.

“Estados Unidos está orgulloso, y creo que con justificación, por nuestra tradición como nación de inmigrantes. Somos la nación que somos hoy gracias a la importante contribución de nuestros inmigrantes”, dijo Sauerbrey.

Entre los años 2000 y 2005 alrededor de 3,7 millones de inmigrantes se hicieron ciudadanos de Estados Unidos. Durante ese mismo periodo Estados Unidos concedió residencia legal a 5,8 millones de personas.

LOS REFUGIADOS ENCUENTRAN UN HOGAR EN ESTADOS UNIDOS

Una pequeña cantidad de estos inmigrantes llega a Estados Unidos como refugiados, o como gente que escapa de sus países de origen por diversas razones, entre ellas la guerra, la convulsión política y la persecución religiosa.

Estados Unidos es el país donde se asienta el mayor número de refugiados del mundo, agregó Sauerbrey.

Desde el año 1970 más de 2,6 millones de refugiados han encontrado un hogar en Estados Unidos. El año pasado Estados Unidos admitió a 41.000 refugiados procedentes de 60 países. Estados Unidos acoge más refugiados que todos los demás países del mundo, aseveró Sauerbrey.

Se están haciendo amplios esfuerzos para ayudar a los refugiados a sentirse en casa en su nuevo país y llevar adelante vidas productivas y útiles, agregó. Por ejemplo, en Charlottesville (Virginia), el Comité Internacional de Rescate (IRC), una entidad sin fines de lucro, ayuda a los refugiados a encontrar trabajo, matricula a sus hijos en la escuela y se hace cargo de su atención médica. Cuatro meses después de su llegada casi el 100 por ciento de los refugiados ya son económicamente autosuficientes. En noviembre de 2006 Sauerbrey visitó Charlottesville y conoció a varios de esos refugiados.

Muchos tienen un impacto positivo en sus comunidades, explicó Sauerbrey. En Utica, Nueva York, la población de refugiados, que comprende a bosnios, somalíes y sudaneses, ha sido reconocida por revitalizar la economía y la vivienda en la ciudad, añadió.

ESTADOS UNIDOS AYUDA A REFUGIADOS EN TODO EL MUNDO

No todos los refugiados pueden ser reasentados en Estados Unidos, y muchos no lo desean, señaló la funcionaria.

“La gran mayoría de los refugiados desea regresar a su país. Y esperamos que algún día podamos ayudarles a hacerlo de modo seguro y digno”, dijo.

El reasentamiento se ofrece sólo a una pequeña cantidad de personas, señaló Sauerbrey. Probablemente menos de 100.000 personas en el mundo serán reasentadas el año próximo, lo cual viene a ser una cifra característica anual, dijo la funcionaria.

Estados Unidos gasta 600 millones de dólares al año trabajando con las Naciones Unidas

y otros organismos internacionales para dar ayuda a los refugiados del mundo, indicó. El gobierno de Estados Unidos ayuda a los campos de refugiados aportando la nutrición apropiada, agua potable, educación, atención de la salud y capacitación en oficios.

Los niños refugiados figuran entre las poblaciones más vulnerables del mundo, afirmó Sauerbrey, razón por la cual la ayuda a los niños es una de las prioridades principales de Estados Unidos. Los niños refugiados están expuestos a la desnutrición y las enfermedades, y están en situación de riesgo de ser explotados sexualmente o de ser reclutados como niños soldados.

En un viaje reciente a distintos campos para refugiados y personas internamente desplazadas en África, Sauerbrey visitó los programas que financia Estados Unidos por medio de organizaciones no gubernamentales habilitadas para ayudar a esos niños. La funcionaria visitó programas de educación preescolar y vocacional en campos de Kenia, donde quedó impresionada, según declaró, por el entusiasmo de los niños refugiados para aprender.

“El acceso a la educación para niños y niñas, y mantener a las niñas por más tiempo en la escuela, ofrece una salida de la desesperación”, dijo.

Otra prioridad es frenar la violencia basada en el género. El Departamento de Estado ha aportado financiamiento considerable para contribuir a que los campos de refugiados sean lugares seguros para las mujeres y niñas. A partir del año 2002, Estados Unidos ha exigido a sus colaboradores a que cumplan un código de conducta para proteger a las mujeres refugiadas contra la explotación y el abuso sexual.

“Estados Unidos está haciendo su parte, pero es necesario que otros países afronten el reto y nos acompañen. Porque nunca podremos atender todas las necesidades pendientes, a menos que haya un esfuerzo mundial”, aseveró Sauerbrey.

Michelle Austein
Redactora del Servicio Noticioso desde Washington

 
###

 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial