/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
ENGLISH

Discurso sobre el Estado de la Unión destaca agenda del presidente

Presidente dirigirá palabras al Congreso y al país el 23 de enero

Publicado: 23 de enero, 2007 Artículo relacionado: Por primera vez una mujer presidirá Congreso en discurso sobre Estado de la Unión  

Washington – El presidente Bush pronunciará su discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso, el país y una audiencia mundial que lo seguirá por televisión e Internet la noche del 23 de enero.

La Constitución de Estados Unidos requiere que el presidente le informe al Congreso "de tanto en tanto", sobre el "Estado de la Unión". Este requisito constitucional ha evolucionado hasta convertirse en el mensaje anual del presidente sobre el Estado de la Unión, que ahora cumple varios propósitos. El discurso informa acerca de la condición de Estados Unidos, tanto interna como externa, recomienda una agenda legislativa para el año y le da al presidente la oportunidad de impartir personalmente su perspectiva de la nación.

En su discurso de 2006, Bush instó a Estados Unidos a participar con la comunidad internacional para crear prosperidad, seguridad, libertad y esperanza en el mundo.

La tradición del mensaje sobre el Estado de la Unión se remonta a 1790, cuando George Washington, el primer presidente de Estados Unidos, entregó su "Mensaje Anual" al Congreso en la ciudad de Nueva York, la capital provisional de Estados Unidos. Su sucesor, John Adams, continuó con la costumbre.

Pero el tercer presidente de la nación, Thomas Jefferson, sintió que una exhibición tan elaborada no era apropiada para una nueva república democrática. Entregó un mensaje escrito, en lugar de aparecer en persona. La influencia de Jefferson fue tal que durante más de un siglo a partir de entonces los presidentes le entregaron al Congreso sus mensajes anuales por escrito.

En las primeras décadas de la república, la mayoría de estos mensajes eran listas de proyectos de ley que el presidente quería que el Congreso aprobara, y que reflejaban la naturaleza de la época y los problemas prácticos involucrados en la construcción de la joven nación estadounidense. Los discursos se ocupaban también de la situación internacional y el lugar de Estados Unidos en el mundo.

Durante la crisis que, más que ninguna otra, amenazó la existencia misma de la unión estadounidense -- la guerra civil -- Abraham Lincoln escribió el que tal vez sea el más elocuente y memorable de todos los mensajes presidenciales enviados al Congreso.

"Al concederle libertad al esclavo aseguramos la libertad del hombre libre -- procedemos honorablemente tanto en lo que concedemos como en lo que conservamos", escribió Lincoln en 1862.

En 1913, Woodrow Wilson revivió la tradición de pronunciar el Mensaje Anual en persona. Fue una decisión oportuna, ya que Estados Unidos estaba en vísperas de una revolución de los medios de comunicación masivos, que pronto acercaría al presidente a los hogares de los estadounidenses, primero a través de la radio, después por televisión.

Tras la elección de Franklin Delano Roosevelt en 1932, los estadounidenses se acostumbraron a escuchar a sus presidentes en la radio y a verles y escucharles en los documentales noticiosos que se proyectaban en las salas de cines.

En 1945, el Mensaje Anual vino a llamarse oficialmente discurso sobre el Estado de la Unión. Se convirtió también en una presencia común en televisión y radio, a medida que las ventas de aparatos de televisión aumentaron enormemente en los años 50. Reconociendo el poder de la televisión para llevar las palabras del presidente a una audiencia enorme, el presidente Lyndon Johnson cambió la hora del discurso del mediodía a la noche, horario en el que podrían verlo más telespectadores.

La tradicional respuesta del partido opositor se inició en 1966, cuando dos congresistas republicanos, entre ellos el futuro presidente Gerald Ford, pronunciaron en televisión una respuesta republicana al discurso del Estado de la Unión del presidente Johnson.

La emisión por televisión del discurso sobre el Estado de la Unión y la amplia audiencia nacional e internacional que atrae han cambiado la naturaleza fundamental del mensaje, según analistas políticos.; en 2005, unos 38 millones de telespectadores vieron el discurso de Bush.

El discurso de 2007 marcará el mensaje anual 218º o discurso sobre el Estado de la Unión y es el número 74 de los pronunciados en persona. Aunque se centrará principalmente en temas nacionales, los observadores estadounidenses y en el extranjero estarán escuchando de cerca las palabras del presidente cuando explique su idea sobre el país en el año que comienza y el futuro.

 
###

 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial