/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
ENGLISH

Presidente Bush piensa fortalecer seguridad energética de EE.UU.

Objetivo es reducir dependencia de petróleo extranjero y proteger el medio ambiente

Publicado: 24 de enero, 2007 > Discurso del presidente Bush sobre el Estado de la Unión  

[White House photo]
El presidente George W. Bush prepara el discurso anual sobre el Estado de la Unión, que por primera en su presidencia pronunció el 23 de enero ante un Congreso controlado por el Partido Demócrata.
Washington – El 23 de enero la Casa Blanca publicó dos hojas informativas que detallan, por un lado, la propuesta de seguridad energética del presidente Bush, y por otro las distintas iniciativas que ha puesto en marcha su administración con el objetivo de proteger el medio ambiente.

A continuación el texto de las dos hojas informativas como fueron publicadas en español por la Casa Blanca:

(empieza la hoja informativa)

La Casa Blanca
Para su publicación inmediata
Oficina del Secretario de Prensa

23 de enero de 2006

Veinte en Diez: Reforzar la Seguridad Energética de Estados Unidos

Esta noche, el Presidente Bush les pedirá al Congreso y a los científicos, agricultores, líderes industriales y empresarios de Estados Unidos que se le unan en pos del objetivo de reducir en 20 por ciento el uso de gasolina en Estados Unidos durante los próximos diez años: veinte en diez. Durante demasiado tiempo, nuestra nación ha dependido del petróleo. La dependencia de Estados Unidos hace que seamos más vulnerables a regímenes hostiles y a terroristas, quienes podrían causar grandes trastornos en los envíos de petróleo, aumentar el precio del petróleo y perjudicar muchísimo a nuestra economía.

Estados Unidos logrará el objetivo de veinte en diez del Presidente al:

  • Aumentar el suministro de combustibles renovables y alternativos mediante el establecimiento de un estándar obligatorio de combustibles que requerirá 35,000 millones de galones de combustibles renovables y alternativos en 2017, casi cinco veces el objetivo dispuesto por ley para el 2012. En 2017, esto reemplazará 15 por ciento del uso anual proyectado de gasolina.
  • Reformar y modernizar el Estándar Empresarial Promedio de Ahorro de Combustible (Corporate Average Fuel Economy o CAFE) para autos y extender la norma actual para camionetas livianas. En 2017, esto reducirá el uso proyectado anual de gasolina en 8,500 millones de galones, una reducción adicional de 5 por ciento que, combinada con el aumento en el suministro de combustibles renovables y alternativos, resultará en una reducción total en uso anual proyectado de gasolina de 20 por ciento.

El plan del Presidente ayudará a hacerle frente a los cambios climáticos al detener el crecimiento proyectado de emisiones de anhídrido carbónico de autos, camionetas livianas y camionetas deportivas en 10 años.

El plan del Presidente para reforzar la seguridad energética de Estados Unidos también incluye:

  • Aumentar la producción interna de petróleo de maneras responsables hacia el medio ambiente.
  • Doblar la capacidad actual de la Reserva Estratégica de Petróleo a 1,500 millones de barriles para el 2027.


Reducir el consumo de gasolina por medio del desarrollo de fuentes alternativas de combustible

El plan del Presidente propone facilitar el desarrollo de fuentes de combustibles renovables y alternativos al aumentar las dimensiones y el alcance del estándar actual de combustibles renovables (Renewable Fuel Standard o RFS).

  • El RFS, establecido por el Presidente y el Congreso en la Ley de Política Energética (Energy Policy Act) de 2005, ha contribuido a la rápida aceleración en el desarrollo y uso de combustibles renovables. Avances tecnológicos significativos en curso han posibilitado que se aumente y expanda el estándar para reemplazar volúmenes incluso mayores de gasolina.
  • Conforme a las leyes actuales, aquéllos que mezclan combustibles deben usar 7,500 millones de galones de combustibles renovables en el 2012.
  • Conforme a la propuesta del Presidente, el estándar de combustibles se fijará en 35,000 millones de galones de combustibles renovables y alternativos en el 2017. Esto reemplazará 15 por ciento del uso anual proyectado de gasolina en el 2017. La propuesta del Presidente también aumentará el alcance del actual Estándar para Combustibles Renovables (Renewable Fuel Standard o RFS), extendiéndolo a un Estándar de Combustibles Alternativos (Alternative Fuel Standard o AFS).
  • El Estándar de Combustibles Alternativos incluirá fuentes como el etanol de maíz, etanol celulósico, biodiesel, metanol, butanol, hidrógeno y combustibles alternativos.
  • El estándar de mayor alcance contendrá múltiples "válvulas de escape".
  • El director de la EPA y los secretarios de Agricultura y Energía tendrán la facultad de emitir dispensas o modificar el estándar si lo consideran necesario, y el nuevo estándar de combustibles incluirá una "válvula de escape" automática a manera de protección contra aumentos imprevistos en el precio de combustibles alternativos o sus materias primas.
  • La tecnología e innovación estadounidense llevarán a la seguridad energética. El Presidente Bush considera que nuestros científicos, agricultores, empresarios y líderes industriales continuarán siendo los líderes en el mundo en el desarrollo y la inversión de tecnología, infraestructura y métodos agrícolas de vanguardia. Los avances en muchos campos desempeñarán una función importante, como mejoras continuas en el rendimiento de cultivos, optimización de cultivos y materiales celulósicos como materia prima de combustibles, y la reducción de costos en la producción de etanol celulósico y otros combustibles alternativos. El estándar de combustibles más alto y de mayor alcance crea un gran incentivo para la investigación, desarrollo e inversión privada en alternativas al petróleo.
  • La producción mundial de combustibles alternativos nos ayuda a lograr nuestro objetivo y aumenta nuestra seguridad energética. El Presidente espera que se cumpla con gran parte del estándar de combustibles de mayor alcance con combustibles alternativos producidos internamente. Sin embargo, la importación de combustibles alternativos también aumenta la diversidad de las fuentes de combustible, lo que aumenta aun más nuestra seguridad energética.
  • El plan del Presidente permite que Estados Unidos sea el líder del mundo en materia de seguridad energética. Al establecer un estándar de combustibles tan visible y ambicioso, el liderazgo mundial de Estados Unidos ayudará a alentar a nuestros amigos y aliados a considerar políticas similares.  Las medidas por parte de los amigos y aliados de Estados Unidos para aumentar su producción de petróleo y alternativas al petróleo, diversificar sus fuentes, reducir su consumo y aumentar sus reservas de petróleo reforzarán la seguridad energética de Estados Unidos y el resto del mundo. Por el contrario, las acciones en el extranjero por menoscabar los mercados libres, abiertos y competitivos para el comercio y la inversión en fuentes de energía reducen la seguridad energética de Estados Unidos y el mundo. Por eso, Estados Unidos se opone a la manipulación política de las exportaciones de petróleo y gasolina.


Reducir el consumo de gasolina por medio de mayor eficiencia vehicular

El plan CAFE del Presidente reducirá el consumo de gasolina hasta en 8,500 millones de galones al año en el 2017. El plan del Presidente propone reformar y aumentar los estándares del CAFE para autos, y aumentar más los estándares para camionetas livianas y camionetas deportivas. El Presidente considera que se puede utilizar tecnologías nuevas para aumentar el uso eficiente de combustible significativamente sin tener un impacto en la seguridad. La reducción del consumo proyectado hasta en 8,500 millones de galones en el 2017 significa una reducción de 5 por ciento en el consumo proyectado de gasolina ese año. El estándar de eficiencia en la utilización de combustibles tendrá beneficios aun mayores posteriormente, cuando los consumidores reemplacen una porción aun mayor de la flota de autos con la compra de nuevos vehículos más eficientes. Estas cifras se basan en la suposición de que en promedio, los estándares de eficiencia en el uso de combustibles tanto para camionetas livianas como autos de pasajeros se aumenten 4 por ciento al año, a partir de los modelos del año 2010 en el caso de los autos y de los modelos para el año 2012 en el de camionetas livianas. Dado el carácter volátil del mercado tanto de autos como camionetas livianas, el secretario de Transporte determinará el estándar real y el ahorro de combustible en un proceso normativo flexible.

  • El Congreso debe reformar el CAFE para autos de pasajeros. El poder ejecutivo ha alzado dos veces los estándares del CAFE para camionetas livianas utilizando un método que se basa en características. Un método que se basa en características (por ejemplo, un sistema que se basa en tamaño) reduce el riesgo de que se ponga en peligro la seguridad de ese vehículo, ayuda a conservar opciones para el consumidor y ayuda a distribuir la responsabilidad por el acatamiento entre todas las cadenas de producción y los productores. El Congreso debe autorizar el secretario de Transporte para que aplique el mismo tipo de método basado en características a los autos de pasajeros.
  • El Congreso no debe legislar un estándar numérico particular para combustibles. Se debe otorgar la facultad al secretario de Transporte para fijar el estándar de combustibles, en base a un análisis de costos y beneficios, utilizando métodos científicos comprobados y sin causar un impacto negativo en la seguridad.
  • El plan del Presidente incorpora flexibilidad para minimizar el costo al consumidor y aumentar los beneficios al consumidor. El plan permitirá que las compañías automotrices aumenten la eficiencia en el uso de combustible al menor precio posible para los consumidores al aumentar la flexibilidad en el estándar del CAFE tanto para autos como camionetas livianas, dándoles a las empresas la oportunidad de comprar y vender créditos del CAFE.

El plan del Presidente propone que el Departamento de Transporte (DOT) de Estados Unidos colabore con los estados y las ciudades para buscar maneras de reducir la congestión vehicular, ayudar a ahorrar combustible y reducir el tiempo que tarda ir y venir del trabajo. En el 2003, los conductores en las 85 áreas urbanas más congestionadas de Estados Unidos tuvieron retrasos de 3,700 millones de horas y malgastaron 2,300 millones de galones de combustible, por un costo total de $63,000 millones.

  • El presupuesto del Presidente reasigna fondos del DOT a un nuevo programa de $175 millones para descongestionar carreteras dirigido a los gobiernos estatales y locales por demostrar ideas innovadoras para disminuir la congestión. Estas ideas incluyen peajes para disminuir la congestión, servicios de transporte para los trabajadores, promesas de empleadores de aumentar la flexibilidad en el horario de trabajo e información rápida sobre el tráfico en tiempo real. En un año, este combustible desperdiciado representa más de 20 millones de toneladas métricas de emisiones de anhídrido carbónico.


Aumentar la producción interna del petróleo de maneras responsables hacia el medio ambiente

El Presidente propone aumentar la producción interna del petróleo de maneras responsables hacia el medio ambiente al:

  • Continuar respaldando las medidas por el Congreso para autorizar la exploración de petróleo y gas de manera responsable hacia el medio ambiente en una pequeña región de la Reserva Natural Nacional del Ártico (Arctic National Wildlife Refuge) ubicada al norte de Alaska, que podría producir hasta 1 millón de barriles de petróleo al día. El Congreso reservó esta pequeña extensión después de los choques petroleros de fines de los años setenta para contribuir a evitar choques futuros.
  • Continuar trabajando con el Congreso en leyes para fomentar la inversión para aumentar la capacidad de refinerías.
  • Continuar alentando a todas las partes a resolver asuntos pendientes sobre el Gaseoducto de Alaska.


Doblar la capacidad actual de la Reserva Estratégica de Petróleo

El Presidente propone doblar la capacidad actual de la Reserva Estratégica de Petróleo (SPR por sus siglas en inglés) a 1,500 millones barriles para el año 2027. El propósito de la SPR es proporcionarle a Estados Unidos existencias petroleras de emergencia, una póliza de seguros en caso de una severa interrupción en el suministro, como una catástrofe natural o un ataque terrorista contra la cadena de suministro de energía. Doblar la SPR, de por sí, proporcionaría aproximadamente 97 días de protección para la importación neta de petróleo, lo que mejoraría la capacidad de Estados Unidos para responder a trastornos potenciales en el suministro de petróleo.

  • LA SPR actualmente contiene 691 millones de barriles y, debido a un aumento en el consumo, esto representa sólo 55 días de importación neta de petróleo. En 1985, la SPR de 493 millones barriles de petróleo, representaba 118 días de importación neta de petróleo.


Nuestro país ya ha alcanzado grandes logros en el fortalecimiento de nuestra seguridad energética

La tecnología nos ha permitido alcanzar logros significativos. Es necesario que continuemos importantes investigaciones sobre vehículos eléctricos e híbridos avanzados, y aumentemos el uso de vehículos diesel y biodiesel altamente eficientes y no contaminantes. Debemos continuar investigando nuevos métodos de producir etanol y otros biocombustibles. Debemos ampliar más el uso de la tecnología de carbón limpio, energía solar y eólica, y energía nuclear segura y no contaminante.

Si se incluye el presupuesto del 2008, el gobierno federal habrá gastado $15,000 millones desde 2001 para desarrollar fuentes energéticas no contaminantes y más económicas, eficientes y seguras.

El Presidente promulgó la Ley de Seguridad Energética del Golfo de México (Gulf of Mexico Energy Security Act) para aumentar la producción interna de petróleo y gas al otorgar acceso a porciones clave de la Plataforma Continental Exterior de Estados Unidos. Esto permite acceso a zonas con recursos potenciales de más de 1,000 millones adicionales de barriles de petróleo y casi 6 billones de pies cúbicos de gas natural.


El plan del Presidente nos permite reforzar más nuestra seguridad energética

La tecnología ayudará a diversificar el suministro de energía de Estados Unidos. Estados Unidos está a punto de lograr grandes innovaciones tecnológicas que disminuirán nuestra dependencia del petróleo, protegerán el medio ambiente y nos ayudarán a hacerle frente al serio desafío del cambio climático mundial. Las nuevas propuestas del Presidente desarrollan los avances ya logrados por programas previos del poder ejecutivo, entre ellos, el Programa de Energía Avanzada ( Advanced Energy Initiative), el Programa de Competitividad Estadounidense (American Competitiveness Initiative) y la Ley de Política Energética (Energy Policy Act) de 2005.

La seguridad energética aumentará aun más al:

  • Aumentar la diversidad energética del sector transporte. Aumentar de 3 por ciento en 2006 a 15 por ciento en 2017 el uso de combustibles renovables y alternativos en autos puede ser una defensa inherente para los consumidores contra interrupciones en el suministro y los altos precios de la gasolina.
  • Aumentar el suministro de alternativas al petróleo y reducir la demanda de petróleo. El plan del Presidente reducirá  nuestro consumo de petróleo en 10 por ciento en el 2017, o 2 millones de barriles al día. Aumentar el suministro de alternativas al petróleo y reducir la demanda de petróleo podría reducir el aumento del precio del petróleo y disminuir el precio con el transcurso del tiempo, lo que aumentaría nuestra seguridad energética.
  • Aumentar la capacidad de recuperación al doblar la capacidad actual de la Reserva Estratégica de Petróleo. El suministro ininterrumpido de petróleo es fundamental para nuestra seguridad energética. Un aumento en las reservas de petróleo aumenta nuestra capacidad de responder a la escasez de petróleo y reduce nuestra vulnerabilidad a los ataques terroristas contra fuentes e infraestructura energética.

El presupuesto del Presidente para el año 2008 continúa la sólida financiación de tecnología de energía avanzada que puede ayudar a reducir nuestra dependencia de petróleo extranjero y proporcionar energía no contaminante, con menor emisión carbónica para cambiar la manera en que suministramos energía a nuestras viviendas y empresas. El presupuesto del 2008 incluye casi $2,700 millones para el Advanced Energy Initiative, un aumento de 26 por ciento por encima de la solicitud del 2007 y 53 por ciento por encima del 2006. El presupuesto del 2008 asigna $179 millones al Programa de Biocombustibles (Biofuels Initiative) del Presidente, un aumento de $29 millones (19 por ciento) con relación al presupuesto del 2007. El Biofuels Initiative del Presidente tiene como objetivo acelerar la reducción de costos y el desarrollo comercial de etanol celulósico, que se puede producir de abundantes materiales de biomasa, entre ellos desechos agrícolas y residuos forestales, y de cultivos dedicados a la energía, como la hierba switchgrass.

La ley agrícola propuesta por el Presidente incluirá más de $1,600 millones en fondos adicionales durante los próximos diez años para innovaciones energéticas, lo que incluye la investigación en bioenergía, subvenciones para la eficiencia en el uso de energía y préstamos por $2,000 millones para plantas de etanol celulósico.


La actual política energética del poder ejecutivo

El plan nacional de energía del 2001 del poder ejecutivo proporcionó un plan para diversificar y conservar nuestros recursos energéticos a fin de aumentar nuestra seguridad energética.

  • Implementación de la Energy Policy Act: En agosto del 2005, el Presidente promulgó la Energy Policy Act del 2005, que fue un paso significativo hacia lograr mayor seguridad energética. Entre sus muchos logros, la Energy Policy Act creó el Estándar de Combustibles Renovables que aumentó el uso de biocombustibles; otorgó incentivos para energía renovable, carbón limpio y energía nuclear avanzada, instituyó normas obligatorias de eficiencia operativa para las redes eléctricas y promovió la inversión en mejoras para equipo de transmisión.
  • Advanced Energy Initiative: Partiendo de las bases de energía no contaminante de la Energy Policy Act, el Presidente anunció la Advanced Energy Initiative en el Discurso sobre el Estado de la Nación del 2006. La Advanced Energy Initiative se centra en aumentar la investigación y el desarrollo para fomentar avances tecnológicos en el sector de transporte y energía que diversificarán nuestra cartera de recursos y reducirán nuestra dependencia del petróleo extranjero para fortalecer nuestra seguridad energética. La Advanced Energy Initiative también incorpora la Alianza Mundial para la Energía Nuclear (Global Nuclear Energy Partnership), dirigida a reducir la proliferación de riesgos y a la vez aumentar la disponibilidad de energía nuclear no contaminante, segura y favorable para el clima.

(fin de la hoja informativa)

A continuación la segunda hoja informativa sobre el medio ambiente tal como fue publicada por la Casa Blanca:

(comienza la hoja informativa)

La Casa Blanca
Para su publicación inmediata
Oficina del Secretario de Prensa

23 de enero de 2006

El Plan del Presidente nos Permite Proteger Mejor el Medio Ambiente

El plan del Presidente ayudará a hacerle frente al cambio climático al detener el aumento proyectado de emisiones de anhídrido carbónico de los autos, camionetas livianas y camionetas deportivas en los próximos 10 años.

  • Para el 2017, los componentes del plan sobre combustibles renovables y eficiencia de combustibles reducirían las emisiones anuales de autos y camionetas livianas hasta en 10 por ciento, aproximadamente 175 millones de toneladas métricas o el equivalente a eliminar del todo las emisiones anuales de 26 millones de automóviles.
  • El plan evitaría la acumulación de un total de más de 600 millones de toneladas métricas de emisiones de anhídrido carbónico.

El plan del Presidente ayudará a mejorar la salud pública considerablemente al reducir de manera significativa la emisión de monóxido de carbono y de benceno, un cancerígeno.

El poder ejecutivo está tomando medidas para hacerle frente al cambio climático y mejorar la calidad del aire y la salud humana:

  • El compromiso del poder ejecutivo: El Presidente se ha fijado como objetivo reducir en 18 por ciento nuestra intensidad de gases de invernadero para el 2012, y sus presupuestos han dedicado casi $29,000 millones a programas relacionados con el clima de tipo científico, tecnológico, ayuda internacional e incentivos.
  • Alianza de Asia y el Pacífico para el Desarrollo No Contaminante y el Clima: Inició la Asia-Pacific Partnership on Clean Development and Climate, con Australia, China, India, Japón y Corea del Sur, con los cuales está representado 50 por ciento de la economía mundial. La alianza está acelerando la inversión y abriendo mercados para tecnología, productos y servicios menos contaminantes y más eficientes, y promoviendo a su vez el crecimiento económico y la reducción de la pobreza. Casi 100 programas y acciones están en marcha en ocho grupos de trabajo del sector público y privado: aluminio, construcción y enseres domésticos, cemento, combustibles fósiles menos contaminantes, extracción de carbón, generación y transmisión energética, energía renovable y generación distribuida, y acero.
  • Trabajo con los líderes del G-8: Trabajó con los líderes del G-8 en una gran variedad de programas, entre ellos el inicio en el 2005 del Plan de Acción sobre Cambio Climático, Energía No Contaminante y Desarrollo Sostenible de Gleneagles del G-8, que abarca más de 50 medidas prácticas dirigidas a obtener resultados para abordar los problemas interrelacionados de seguridad y acceso a la energía, control de la contaminación ambiental y cambios climáticos.
  • Alianzas tecnológicas internacionales: Inició y contribuyó activamente a importantes alianzas internacionales para intercambiar información sobre avances en fusión, hidrógeno, energía nuclear de la próxima generación, energía renovable, eficiencia energética, captura y almacenaje subterráneo de emisiones de anhídrido carbónico, y captura rentable de emisiones de metano de minas de carbón, basurales, sistemas ineficientes a petróleo y gas, y operaciones agrícolas.
  • Cooperación con el sector privado: Logró compromisos específicos de 14 sectores industriales y la Business Roundtable, dirigida por más de 100 de las principales corporaciones, para abordar la emisión de gases de invernadero conjuntamente con el Departamento de Energía y la Agencia de Protección del Medio Ambiente. 
  • Promover la tecnología de menor emisión carbónica y carbón limpio: Otorgó créditos tributarios por casi $1,000 millones el año pasado, y otorgará $650 millones adicionales este año para ayudar a contrarrestar el costo de una inversión total de casi $10,000 millones para construir más de nueve proyectos altamente eficientes y avanzados de carbón en por lo menos nueve estados, usando tecnología que reduce la emisión por medio de la eficiencia y promete capturar y almacenar carbón de manera económica. Esta experiencia culminará en el  2012 con la construcción de la planta energética de demostración FutureGen de $1,000 millones, una alianza internacional entre el sector público y el privado para construir la primera planta energética a carbón del mundo que produzca electricidad e hidrógeno prácticamente sin emisiones. El poder ejecutivo también trata de realizar pruebas de gran escala en Estados Unidos concebidas para promover la tecnología de captura de carbón, que puede tener el potencial de almacenar más de 600,000 millones de toneladas métricas de anhídrido carbónico, el equivalente a más de 200 años de emisiones de fuentes de energía en Estados Unidos.
  • Normas de Aire Interestatal Puro y de Aire Libre de Mercurio: Emitió la Clean Air Interstate Rule (CAIR) y Clean Air Mercury Rule (CAMR) para requerir que las plantas energéticas en la región este de Estados Unidos reduzcan en casi 70 por ciento sus emisiones de dióxido de sulfuro, óxidos de nitrógeno y, por primera vez, de mercurio, lo que produciría mejoras significativas en la calidad del aire, la salud humana y los recursos naturales.
  • Cielos Limpios: Propuso la ley Cielos Limpios (Clear Skies) para autorizar cambios administrativos en la CAIR y CAMR, y disponer la aplicación de las normas de manera más flexible y económica en todo el país.

Análisis de Nuevas Fuentes: Las reformas propuestas al programa de New Source Review (NSR) para eliminar la incertidumbre normativa con respecto a las plantas energéticas, refinerías y fábricas tienen como propósito mejorar la eficiencia, el control de la contaminación y la fiabilidad. En el sector de energía, la reforma al NSR permitiría inversiones inmediatas a favor de la eficiencia y reducirían considerablemente la emisión carbónica, incluso mientras las plantas energéticas invierten aproximadamente $50,000 millones durante los próximos 15 años para reducir su contaminación a fin de cumplir con las nuevas normas contra la contaminación del aire.

(fin de la hoja informativa)

 
###

 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial