/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
ENGLISH

Departamento de Estado examina progreso en lucha contra trata de personas

Examen de 39 países revela que algunos deben mejorar gestión

Publicado: 24 de enero, 2007

Washington – Muchos países han logrado progresos en la aplicación de medidas contra la trata de personas citadas en el Informe anual del Departamento de Estado sobre la Trata de Personas; no obstante, según la evaluación realizada por el Departamento de los programas contra la trata de personas en 39 países, algunos tienen que mejorar su gestión.

El 19 de enero el Departamento de Estado difundió su Evaluación provisional sobre la trata de personas relativa a los países que figuran en su lista de vigilancia especial. Esta lista incluye países que se considera que han de ser objeto de particular vigilancia, según lo estipulado en la Ley de 2003 de Reautorización de la Protección de Víctimas de la Trata de Personas (TVPRA).

En la lista figuran los países que tienen problemas importantes de trata de personas, aquellos que no aumentaron sus gestiones para poner fin a la trata el año anterior o aquellos cuyas gestiones se considera que han disminuido en el último informe del Departamento. La evaluación provisional examina el progreso que han logrado estos países entre los meses de mayo y noviembre de 2006.

Entre los 39 países que figuran en la evaluación provisional, se informa de que Argelia no logró progreso alguno, mientras que Yibuti, Mauritania, Togo, Malasia, Egipto, Libia, Qatar, Argentina, Brasil y Perú lograron mejoras “moderadas”, “limitadas”, “insuficientes” o “mínimas” para combatir la trata de personas.

El informe da cuenta también del mejor desempeño de Camboya, China, Israel, Belice y Bolivia.

EL SISTEMA DE FILAS

De conformidad con una ley que exige su recopilación anual, el Informe sobre la Trata de Personas de junio de 2006 examinó los esfuerzos para combatir la trata de personas en 149 países y llegó a la conclusión de que cerca de 800.000 personas fueron víctimas de la trata el año pasado.

El informe clasifica a cada país en una de cuatro categorías en función de los esfuerzos que haya hecho para combatir la trata de seres humanos, procesar judicialmente a aquellos que participan y apoyar y brindar asistencia a las víctimas de estos delitos. Los países que mejor se desempeñan se colocan en la Fila 1. La Fila 2 consta de países que están demostrando un compromiso con poner coto al problema pero que aún no han logrado cumplir las normas internacionales.

La “Lista de Vigilancia Especial” de la Fila 2 incluye a países que han dado muestras de una desviación a la Fila 3, que constituye la clasificación más baja. Los gobiernos que no cumplen con las normas mínimas de antitrata de personas y que no llevan a cabo las gestiones necesarias para lograrlo se clasifican en la Fila 3.

Los 39 países que figuran en la lista de vigilancia especial son países que han mejorado su clasificación en el informe de 2006, que fueron colocados en la Fila 2 en el informe de 2006 pero no han demostrado pruebas de haber realizado más gestiones para combatir la trata en comparación con el año anterior, que figuraban en la Fila 2 debido a compromisos que habían contraído para llevar a cabo medidas futuras en el año venidero, o que tenían un número significativo de víctimas de la trata o han experimentado un incremento considerable de dicha cantidad.

La evaluación provisional mide los progresos para combatir la trata, sobre todo en países que corren el riesgo de clasificarse en la Fila 3 en el informe de junio de 2007. La evaluación brinda orientación sobre la manera de evitar que eso ocurra.

MOTIVACIÓN AL CAMBIO

La evaluación revela que muchos países siguen logrando progresos, incluso los de la Fila 1. Por ejemplo, en Malawi el gobierno siguió procesando a los traficantes y llevando a cabo entrenamientos para que los agentes de policía de ese país aprendan a prevenir y detener la trata. En Suiza una nueva legislación contribuye a prestar más asistencia a las víctimas de la trata. En Singapur el gobierno ha puesto en práctica medidas nuevas dirigidas a hacer frente al abuso de los empleados domésticos extranjeros.

No obstante, el informe dice que los esfuerzos de algunos países para combatir la trata han sido insuficientes. Si bien el gobierno de Yibuti ha tomado algunas medidas, como por ejemplo cerrando los bares donde puede que haya prostitución infantil, se necesita aún más medidas. El compromiso que contrajo en el 2004 Malasia para abrir un centro de acogida destinado a las víctimas de la trata sigue sin cumplirse. Perú también ha logrado cierto progreso, pero ha hecho poco para aplicar las recomendaciones que propuso el Departamento de Estado en su informe de 2006.

El texto completo de la evaluación provisional se puede consultar en la página web del Departamento de Estado, en inglés.

Michelle Austein
Redactora del Servicio Noticioso desde Washington

 
###

 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial