/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
ENGLISH

Comercios de EE.UU. exploran estrategias contra falsificadores de productos

Seguridad del consumidor e integridad de marca es preocupación principal

Publicado: 31 de enero, 2007

Washington – Si su tofú tiene sabor a yeso, probablemente sea de yeso. Las barras de tofú fabricadas con yeso, pintura y almidón son apenas son un ejemplo de los productos falsificados que suelen encontrar su camino hasta tiendas mayoristas aparentemente legítimas. Otros incluyen teléfonos celulares que estallan, frenos para autos que fallan y medicamentos que dañan la salud de los pacientes.

“La Agencia para Aduana y Fronteras de Estados Unidos anunció el año pasado que observó un aumento de 83 por ciento en la cantidad de incautaciones en las fronteras estadounidenses de artículos falsificados y un aumento de 67 por ciento en su valor en comparación al 2005, de manera que claramente tenemos un problema”, dijo Stephen Jacobs, vicesecretario de Comercio Adjunto, en una reunión del 24 de enero en Washington con representantes del sector privado y la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

Brad Huther, miembro de la Cámara, dijo que las medidas contra la falsificación siguen siendo inadecuadas por la falta de una base de datos mundial de inteligencia sobre este tema. Para enfrentar este problema, afirmó, su organización se asoció en 2006 con la INTERPOL, la organización policial internacional más grande del mundo, para crear una base de datos de inteligencia mundial para rastrear y enfrentar a los falsificadores comerciales.

“Esto quiere decir, ojalá, que en un año habrán 186 países miembros de la Interpol, que entregarán información oportuna 24 horas al día siete días a la semana”, declaró Huther.

De acuerdo con los cálculos del FBI, las infracciones de propiedad intelectual (IP) cuestan a comercios de Estados Unidos entre 200.000 y 250.000 millones de dólares al año y la mercancía falsificada contribuye a la pérdida de más de 750.000 empleos estadounidenses.

Jacobs aseguró que “el gobierno tiene la responsabilidad de ayudar a combatir la falsificación y la piratería y también la tiene el sector privado”.

Aaron Graham, de Purdue Pharma LP, aseveró que su compañía farmacéutica considera que la colaboración pública y privada es de suma importancia y que comparte regularmente información con autoridades de Estados Unidos, China, Taiwán, Corea del Sur y otros lados.

La Organización Mundial de la Salud calcula que casi el 10 por ciento de todos los medicamentos son falsificados y que en algunos países la cifra llega al 60 por ciento.

David Wilt, de la Corporación Xerox, manifestó que su compañía tiene la estrategia de hacer vigorosas investigaciones sobre las violaciones de la IP y toma medidas contra los autores tanto en cortes estadounidenses como las del extranjero.

“Queremos que Xerox sea un objetivo tan difícil de atacar como sea posible para los falsificadores que tratan de infiltrar nuestro mercado”, agregó.

Andy Cifranic, de Bendix Commercial Vehicle Systems LLC, un importante productor de sistemas de frenos para camionetas grandes y autobuses, añadió que la educación al consumidor es tan importante como lo es la protección y practica de la IP. Señaló que en los últimos cinco años su compañía ha aplicado “un programa multifacético de información al cliente y la industria” para ayudar a distinguir los repuestos genuinos Bendix de los parecidos y de las falsificaciones.

Jacobs, del Departamento de Comercio, indicó que en lo que concierne a medidas contra la falsificación “no hay una que le sirva a todas las compañías y una que sirva a todos los gobiernos”.

Para ayudar a los negocios – especialmente los pequeños y de mediano tamaño -- a proteger a sus consumidores, su reputación y su resultado final, la Cámara de Comercio y la Coalición Contra Falsificación y Piratería (CACP), en cooperación con el Departamento de Comercio de Estados Unidos, publicó en 24 de enero un estudio con casos titulado No Trade in Fakes (No Comerciar con Falsificaciones).

Jacobs apuntó que este estudio estará disponible para los socios comerciales de Estados Unidos “para que las adapten de manera apropiada en sus propias economías”.

La publicación No Trade in Fakes se encuentra disponible, en inglés, en el sitio de Internet de la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

Jaroslaw Anders
Redactor del Servicio Noticioso desde Washington

 
###

 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial