/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
ENGLISH

John Negroponte comprometido a impulsar diplomacia de transformación

Afirma que ejercer puesto de vicesecretario de Estado es oportunidad única

Publicado: 31 de enero, 2007

John Negroponte
Washington – Después de 46 años de servicio público, el embajador John Negroponte dijo a senadores estadounidenses que está listo para regresar al Departamento de Estado a ocupar el cargo de vicesecretario, segundo puesto en importancia en dicho organismo, para dar impulso a la nueva diplomacia de transformación que postula la secretaria de Estado Condoleezza Rice y la administración Bush.

Negroponte, ex embajador de Estados Unidos en la Organización de Naciones Unidas y en Iraq, y primer director nacional de inteligencia, prestó declaración ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado en su audiencia de confirmación el 30 de enero.

"Considero mi designación como vicesecretario del Departamento de Estado una oportunidad única en la vida”, manifestó Negroponte al grupo de senadores.

"Durante mi carrera en el Servicio Exterior, he ejercido de vicecónsul, cónsul, cónsul general, secretario de Estado adjunto y embajador. Si el Senado aprueba mi designación, mi experiencia en el exterior ayudará a la secretaria Rice a promover la diplomacia de transformación que constituye la piedra angular de su liderazgo en el Departamento de Estado”.

En un discurso pronunciado el 18 de enero del 2006 en la Universidad de Georgetown en Washington, Rice describió la diplomacia de transformación como el proceso de colaborar con ciudadanos extranjeros para ayudarles a “crear y sostener estados democráticos y bien gobernados que respondan a las necesidades de sus pueblos y se comporten de modo responsable en la comunidad internacional”. (Ver nota relacionada)

“Que quede muy claro”, agregó la secretaria en su discurso, “la diplomacia de transformación está arraigada en la colaboración y no en el paternalismo; en colaborar con la gente, en lugar de hacer cosas por ella”.

En un mundo amenazado por el terrorismo y la inestabilidad, declaró Negroponte, “la diplomacia nos ayuda a emprender una colaboración pacífica en regiones amenazadas por los conflictos”.

Como ex - embajador de Estados Unidos en Iraq entre 2004 y 2005, Negroponte declaró: “creía en ese entonces, y sigo creyendo hoy, que el fracaso en Iraq sería un desastre para los iraquíes, para nuestros aliados en la región y para Estados Unidos”.

En respuesta a la pregunta del presidente de la comisión Joseph Biden, de que si apoyaba o se oponía al diálogo con Irán y Siria en lo que respecta a Iraq, Negroponte respondió primero: “yo creo que tanto Siria como Irán no han hecho lo que podían haber hecho para apoyar una trayectoria pacífica en Iraq. Y creo que saben lo que tienen que hacer”.

En lo que atañe al diálogo, Negroponte agregó: “Tenemos una embajada en Siria, por lo tanto no han faltado oportunidades para intercambiar opiniones si lo sirios hubieran decidido dialogar con nosotros de manera constructiva. Y esa opción siempre les ha estado abierta”.

Después de manifestar que su máxima prioridad de política exterior era la resolución de la crisis en la región de Darfur en Sudán, el senador Benjamin Cardin preguntó acerca de los planes que tenía el Departamento de Estado para terminar la violencia que ha causado la muerte de más de 200.000 personas desde el año 2003.

La situación en Darfur “continuará exigiendo la atención permanente de nuestro gobierno”, dijo Negroponte, y agregó que uno de los problemas es que varios grupos rebeldes no han firmado el acuerdo que se concertó en el 2006 en Abuja (Nigeria), con el gobierno de Jartum.

Al mismo tiempo, "sigue habiendo problemas con el gobierno de Jartum, que se niega a dejar que entre en el país una fuerza de la ONU", declaró Negroponte.

Jim Fisher Thompson
Redactor del Servicio Noticioso desde Washington

 
###

 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial