/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
ENGLISH

El voluntariado es un componente integral de la cultura de EE.UU.

Bush celebra quinto aniversario del Cuerpo de Libertad de Estados Unidos

Publicado: 1 de marzo, 2007

[White House photo by Eric Draper]
El presidente George W. Bush visita el centro YMCA Anthony Bowen en Washington, el martes 13 de febrero de 2007. Fundado en 1853, este centro es la primera asociación YMCA afro-americana en Estados Unidos. El voluntariado “ha sido un componente integral de nuestro país y lo es hoy, y necesita serlo en el futuro”, dijo el presidente.
Washington – El voluntariado “está entretejido en el paño del que estamos hechos”, afirmó Desiree Sayle, directora del Cuerpo de Libertad de Estados Unidos (USA Freedom Corps) una iniciativa de la Casa Blanca destinada a ampliar el servicio comunitario en todo el país.

La mayoría de los estadounidenses considera que, “dadas las libertades que gozamos, existe la obligación de devolver”, dijo Sayle el 27 de febrero al Servicio Noticioso desde Washington. Señaló además que en el año 2006 más de 61 millones de estadounidenses ayudaron como voluntarios en organizaciones nacionales benéficas y de servicio. La cifra incluye el voluntariado en el extranjero por medio de entidades como el Cuerpo de Paz o los Voluntarios para la Prosperidad.

El presidente Bush ha pedido a los estadounidenses que dediquen por lo menos dos años de su vida, o sea 4.000 horas, al servicio de sus comunidades. En el año 2002 estableció el Cuerpo de Libertad de Estados Unidos, un entidad nacional que asigna a voluntarios a organizaciones benéficas de todo el mundo y a programas de servicio nacional como AmeriCorps.

Según la Corporación de Servicio Comunitario Nacional, que supervisa a AmeriCorps y a otros programas, el voluntariado se mantiene en niveles históricamente elevados, a pesar de pequeñas fluctuaciones. En el año 2006 el número de voluntarios en el Cuerpo de Paz alcanzó una cifra histórica y en el 2005 más de 3,3 millones de estudiantes de colegios universitarios participaron en actividades de voluntariado, 20 por ciento más que el 2002. (Véase artículo relacionado).

El voluntariado se ha ampliado desde los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, afirmó Sayle. “El ritmo de crecimiento más elevado se da entre jóvenes de 16 a 24 años, y queremos hacer más para fomentar el voluntariado en esta población”.

Más de 517.000 voluntarios sobresalientes han recibido el Premio Presidencial al Servicio de Voluntariado, y Bush ha conocido personalmente a más de 550 voluntarios galardonados en todo el país, reveló. “En resumen, el presidente se toma muy en serio el servicio de voluntariado”, dijo Sayle.

El voluntariado es “un fenómeno cultural importante en Estados Unidos”, aseguró Arthur Brooks, profesor asociado de administración pública y director del programa de estudios sin fines de lucro de la Escuela de Asuntos Públicos de la Universidad de Siracusa.

Casi la mitad de los estadounidenses participan todos los años en actividades de voluntariado, cifra que incluye quienes hacen voluntariado informal en sus comunidades, así como los casi 61 millones de personas que contribuyen su tiempo directamente a organizaciones benéficas y religiosas, dijo al Servicio Noticioso desde Washington. Además, casi 75 por ciento de los estadounidenses dona dinero a organizaciones benéficas todos los años.

Como parte de las actividades de celebración del quinto aniversario del Cuerpo de Libertad de Estados Unidos, Brooks participó el 13 de febrero en una sesión informativa sobre voluntariado en la que estuvo presente el presidente Bush.

“Las opiniones que tenemos acerca del gobierno y el hecho de que Estados Unidos es un país muy religioso hacen que el voluntariado y la donación benéfica sean muy fuertes, en comparación con otros países”, dijo Brooks. Muchos estadounidenses consideran que “la responsabilidad de servicio comienza con el individuo y no con el gobierno”, dijo. Las sociedades que dependen más del gobierno para sus servicios sociales y que son menos religiosas, tienen tasas más reducidas de voluntariado y donación, añadió.

“Si la gente dejara de donar y hacer voluntariado, ¿en qué medida se encargaría el gobierno? Posiblemente se encargaría en gran medida de ello, pero esa no es la manera que hemos elegido para gobernarnos en Estados Unidos”, agregó Brooks.

Estados Unidos es un país más fuerte y próspero precisamente por su tradición de voluntariado y donación, anotó. “Cuando la gente hace un donativo, a cambio se benefician con felicidad y salud y se comportan de manera más eficaz como ciudadanos. Esto se suma en conjunto a la comunidad y al resto del país”.

Además de AmeriCorps, el Cuerpo de Libertad de Estados Unidos pretende aumentar la participación en el Cuerpo de Paz, el Cuerpo de la Tercera Edad y en el programa Learn and Serve America que ayuda a las escuelas a integrar en su plan de estudios requisitos de servicio comunitario. Cada vez más son las escuelas secundarias y universidades que exigen a sus estudiantes participar en trabajos al servicio de la comunidad, y al menos 69 instituciones pagan la matrícula, conceden créditos académicos o conceden otras ayudas a estudiantes que han participado en AmeriCorps.

Durante la celebración del quinto aniversario del Cuerpo de Libertad de Estados Unidos el 13 de febrero, Bush visitó el centro YMCA Anthony Bowen en Washington, fundado en 1853 como la primera asociación YMCA afro-americana en Estados Unidos. El voluntariado “ha sido un componente integral de nuestro país y lo es hoy, y necesita serlo en el futuro”, dijo el presidente.

Ed Fones, director de servicios voluntarios en 18 centros YMCA en la zona metropolitana de Washington, dijo que todos los años unas 3.500 personas hacen trabajo con carácter voluntario en las 18 filiales en Washington, Virginia y Maryland. Los voluntarios atienden muchas necesidades diferentes, como por ejemplo ejercer de mentores, ofrecer orientación, ayudar con la guardería y servir en la junta directiva.

“Parece que la gente quiere ayudar y hacer la diferencia y ayudar a la gente a tener un futuro más prometedor”, declaró Fones al Servicio Noticioso, días después de la visita del presidente. Dijo que Bush observó a niños que fabricaban articulaciones robóticas con material reciclado y que hicieron una “autopsia” a una vieja computadora. Distintos mentores procedentes de profesiones tecnológicas estaban presentes para ayudar a los niños e inspirarlos a que consideren profesiones científicas.

“Si uno se fija en la historia de YMCA, los voluntarios ha sido esenciales para nosotros”, aseveró Fones.

Sin la ayuda de voluntarios que ayudan en organizaciones benéficas de todo el país, añadió, “no creo que el gobierno federal, estatal, ni municipal podrían proporcionar la cantidad de recursos y servicios que existen en la actualidad”.

Para más información sobre la sociedad estadounidense, véase el periódico electrónico La filantropía en Estados Unidos.

Louise Fenner
Redactora del Servicio Noticioso desde Washington

 
###

 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial