/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
ENGLISH

Depto. de Estado presenta informe anual sobre comercio mundial de la droga

Comunidad internacional comparte perspectiva sobre amenaza de las drogas ilícitas

Publicado: 5 de marzo, 2007 > SEGMENTO SOBRE URUGUAY (en inglés)  

Washington – Los socios internacionales que colaboran con Estados Unidos en la lucha contra las drogas ilícitas comparten una “perspectiva clara” de la necesidad de “abordar ese desafío sin rodeos”, según dijo Anne Patterson, una funcionaria del Departamento de Estado.

En declaraciones pronunciadas en una sesión informativa que tuvo lugar el 1 de marzo con motivo de la presentación del Informe del Departamento de Estado sobre la Estrategia Internacional de Control de Narcóticos 2007 (INCSR), Patterson dijo que los entre los socios que colaboran con Estados Unidos en la lucha contra las drogas ilícitas figuran países “cuyas economías en desarrollo e instituciones democráticas están amenazadas” por las drogas ilícitas que “hipotecan el futuro de sus pueblos y de su medio ambiente”.

Patterson, que es secretaria de Estado adjunta para Asuntos Internacionales de Narcóticos y Ejecución de la Ley, se refirió a varios países que están logrando éxitos en enfrentar el comercio de la droga, en particular Colombia. Ese país andino, dijo, es “completamente diferente de lo que era a mediados de los años noventa, cuando el país se tambaleaba a causa de los carteles de la droga y la violencia insurgente”.

Colombia sigue atacando el comercio de la droga y a las organizaciones terroristas que se benefician de él, afirmó Patterson, que fue embajadora de Estados Unidos en Colombia entre 2000 y 2003.

Aunque el cultivo de la hoja de coca persiste en Colombia, explicó, la “erradicación agresiva” ha permitido eliminar lo que podía haberse convertido en cocaína por valor de miles de millones de dólares en las calles de Estados Unidos. La hoja de la planta de coca se utiliza para elaborar la cocaína.

Patterson también elogió a México, diciendo que los gobiernos del presidente Felipe Calderón y de su antecesor Vicente Fox “arremetieron” contra los narcotraficantes “más que cualquier” anterior gobierno mexicano. En colaboración con Estados Unidos, el gobierno mexicano incautó drogas ilícitas, erradicó cultivos ilícitos y extraditó a “algunos de los narcotraficantes más conocidos de México”, aseveró Patterson.

También dijo que Irán está desempeñando “un papel muy positivo” en la lucha contra el comercio del opio afgano, con actividades en la prohibición de los embarques del cultivo procedentes de Afganistán.

Los iraníes consideran el comercio del opio “un grave problema social y de aplicación de la ley” y que, entre los vecinos de Afganistán, han sido con mucho los “más decididos” en la interceptación de cultivos de opio afganos, agregó Patterson.

EL DESAFÍO DE LA DROGA EN AFGANISTÁN, BOLIVIA y VENEZUELA

El 24to. informe anual INCSR cita a Afganistán, Bolivia y Venezuela como problemas particulares en el comercio de las drogas ilícitas. El informe, difundido en dos tomos, revela que la reaparición del cultivo de adormidera en Afganistán ha aumentado el flujo de heroína a Europa, Rusia y Oriente Próximo, lo cual “socava esas sociedades y también la consolidación de la democracia y la seguridad en Afganistán”.

Patterson señaló que el cultivo de la adormidera de opio en Afganistán aumentó en un “alarmante” 59 por ciento, haciendo de la cosecha de 2006 la más grande registrada hasta hoy. Según la funcionaria, es de particular preocupación la participación del Talibán en el comercio de la droga, ya que los jefes del Talibán se han ligado públicamente a los cultivos de la adormidera y las ganancias de la droga mantienen a los elementos del Talibán y financian los ataques contra las tropas de Estados Unidos y tropas internacionales en Afganistán. La adormidera de opio se emplea para fabricar la heroína.

Patterson atribuyó gran parte del problema de la adormidera en Afganistán al hecho de que el gobierno de ese país “no tiene control de su territorio”. El cultivo de la adormidera de opio aumentó en el 2006 en dos provincias afganas, Jelmand y Kandajar, “porque en esos lugares básicamente carecen de fuerzas del orden público para mantener el control”.

En lo que respecta a Venezuela, Patterson declaró que el “ambiente permisivo y corrupto” en esa nación derivó en más narcotráfico, menos incautaciones y un aumento de vuelos que se sospechan que son para el transporte de la droga. La funcionaria reveló que entre 2005 y 2006 Venezuela experimentó un aumento del 167 por ciento en el tráfico aéreo de cocaína hacia la isla Española, en la que se encuentran Haití y la República Dominicana.

Patterson afirmó que durante años Venezuela hizo una “gran tarea” en el cumplimiento de las tareas contra los narcóticos. Ese país “era uno de los mejores de todo” el Hemisferio Occidental, pero agregó que “francamente, todo eso se ha acabado”.

Estados Unidos aún tiene con Venezuela algunos programas contra los narcóticos, informó Patterson, quien añadió: “queremos colaborar con los venezolanos, lo que pasa es que en años recientes no hemos llegado muy lejos”.

El presidente boliviano Evo Morales favoreció el aumento del cultivo legal y la “industrialización” de la hoja de coca, dijo Patterson. Señaló que aunque Bolivia cumplió su meta en 2006 de erradicar 5.000 hectáreas de hoja de coca, esa cifra representa el nivel de erradicación más bajo en diez años. La industrialización se refiere a permitir que el ingrediente básico de la cocaína sea utilizado en la elaboración de productos medicinales, pasta de dientes, champú, licores y alimentos. (Véase artículo relacionado).

LAVADO DE DINERO

El segundo tomo del informe INCSR se enfoca en el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. Patterson dijo que aunque el lavado de dinero desde hace tiempo está “mezclado” con el comercio de las drogas ilícitas, la comunidad internacional ha tomado mayor conciencia desde los atentados terroristas de septiembre de 2001 en Estados Unidos de que “los terroristas utilizan sistemas clandestinos para trasladar dinero y transferir activos”.

El informe dijo que la atención en el lavado de dinero “es una de las herramientas más valiosas que los encargados de aplicar la ley tienen para combatir el crimen internacional”. La atención al lavado de dinero, indica el informe, “puede conseguir lo que no pueden muchas otras herramientas de cumplimiento de la ley” en luchar contra amenazas como el tráfico de narcóticos, el contrabando de extranjeros, el robo de propiedad intelectual, la corrupción y el terrorismo. (Véase artículo relacionado).

El texto completo del informe INCSR y del discurso de Patterson están disponibles, en inglés, en el sitio electrónico del Departamento de Estado.

Eric Green
Redactor del Servicio Noticioso desde Washington

 
###

 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial