/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
ENGLISH

Depto. de Estado presenta informes sobre derechos humanos

Informes anuales examinan compromiso con derechos humanos en el mundo

Publicado: 6 de marzo de 2007
> Informe Anual por Países sobre Prácticas de Derechos Humanos 2006 (en inglés)  
> Prefacio e Introducción del Informe  
> SEGMENTO SOBRE URUGUAY  

[State Department photo by Michael Gross]
El secretario adjunto de la Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado, Barry Lowenkron, muestra una versión en CD del nuevo Informe Anual por Países sobre Prácticas de Derechos Humanos.
Washington – El Informe Anual por Países sobre Prácticas de Derechos Humanos preparado por el Departamento de Estado es una “enciclopedia sobre los abusos de derechos humanos” para líderes de gobierno, funcionarios de embajadas, activistas y otros que estudian y revisan los derechos humanos, y puede convertirse en una hoja de ruta para efectuar mejoras, comentó Nicole Bibbins Sedaca, directora principal de planificación estratégica y asuntos externos de la Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado.

El informe permite a los gobiernos ver el punto de vista de Estados Unidos respecto al historial de los derechos humanos de otros países.

El Congreso ordena la emisión de los informes anuales de conformidad con una enmienda de 1976 a la Ley de Ayuda Exterior, que exige al secretario/a de Estado, que presente un informe al Congreso sobre la situación en materia de derechos humanos en los países que reciben ayuda estadounidense en asuntos de seguridad. Los informes se han ampliado con el transcurso de los años para presentar la situación mundial de los derechos humanos de manera más completa, incluyendo las prácticas en los países que no reciben ayuda de Estados Unidos. Los próximos informes examinan la situación de los derechos humanos en 2006 en 196 países y entidades, se entregarán al congreso y en días siguientes y se harán públicos.

Los informes pueden promover diálogos con los países interesados en discutir su historial en materia de derechos humanos. Hay países que han utilizado los informes para mejorar el diálogo con su sociedad civil, así como para entablar sus propias conversaciones y debates internos. La Cuenta del Desafío del Milenio puede utilizar la información mencionada en el informe para determinar si un país es elegible para recibir donaciones.

El informe revisa la situación de los derechos individuales, civiles, políticos y laborales, reconocidos internacionalmente y estipulados en la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. El informe de un país puede incluir información sobre el respeto a los derechos humanos en el país, procedimientos judiciales, trato de prisioneros políticos, respeto de las libertades civiles tales como la libertad de expresión y prácticas electorales.

Los funcionarios del Departamento de Estado, en Washington y en embajadas en el extranjero, compilan durante el año los datos que se utilizan en los informes. Las embajadas investigan la situación respecto a los derechos humanos en los países en los que están establecidas mediante conversaciones con organizaciones no gubernamentales (ONG) y funcionarios del gobierno, así como al revisar informes de los medios de comunicación.

Los informes de 2006 incluyen por primera vez una sección de cada país sobre la libertad de expresión en Internet. Aun cuando el crecimiento de la Internet es una gran tendencia para la democratización, expresó Bibbins Sedaca, se ha visto acompañada de una tendencia de algunos gobiernos a controlar su uso. La Internet constituye una amenaza para los gobiernos represores puesto que amenaza su capacidad de control, comentó ls funcionaria. Cuanta más información obtengan las personas de la Internet, menos puede el gobierno controlar las mentes y el flujo de información entre sus ciudadanos, dijo Bibbins Sedaca. Hoy día la gente entra en línea, lee los informes de derechos humanos y ve lo que los activistas están diciendo.

Además, los informes tienen más cobertura sobre el trato a las ONG. Puesto que las ONG son cada vez más capaces de representar los intereses de los ciudadanos, los gobiernos se sienten amenazados e intentan limitar sus operaciones, explicó Bibbins Sedaca. Los gobiernos utilizan una variedad de métodos para esto, desde el arresto y encarcelamiento hasta las tácticas administrativas o de reglamentación tales como requisitos de inscripción o altos impuestos que implican una carga para dificultar el trabajo de las ONG.

Cada año se publica también un informe que revisa los esfuerzos de Estados Unidos para terminar con los abusos de derechos humanos. El informe Apoyo a los Derechos Humanos y la Democracia: el Historial Estadounidense se emitirá dentro de un mes aproximadamente.

El Informe Anual por Países sobre Prácticas de Derechos Humanos para 2006, preparado por el Departamento de Estado revela que “el desempeño de los países varió ampliamente, dependiendo de factores tales como el grado del compromiso gubernamental, la capacidad institucional, la extensión de la corrupción y la fortaleza de la sociedad civil”.

El informe 2006 analiza la situación de derechos humanos en 196 países y tiene el objetivo de evaluar las condiciones de los derechos humanos en el mundo. El informe indica que “en todo el mundo en 2006 hombres y mujeres han ejercido presión para que sus derechos se respeten y sus gobiernos respondan, para que sus voces se oigan y sus votos se cuenten, para que haya leyes justas y justicia para todos. Hubo también un creciente reconocimiento de que la democracia es la forma de gobierno que puede satisfacer mejor las exigencias de dignidad, libertad e igualdad de los ciudadanos”.

 
###

 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial