/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
ENGLISH

Voluntariado: una tradición universitaria estadounidense

Aumenta servicio comunitario voluntario durante vacaciones

Publicado: 26 de marzo de 2007

(Foto: Cross-Cultural Solutions)
Un estudiante voluntario juega al fútbol con un niño en Ghana.
(Foto: Cross-Cultural Solutions)
Una voluntaria que enseñó inglés en Xian, China, durante dos semanas en 2005, posa con los alumnos.
Washington – Aunque muchos estudiantes de Estados Unidos pasan sus vacaciones de primavera para tomando el sol en la playa o haciendo trabajo escolar pendiente, cada vez más son los que utilizan su breve tiempo fuera del campo universitario para hacer algo de bien en el mundo.

Las vacaciones alternativas de primavera (ASB) son programas que ubican a estudiantes en comunidades necesitadas donde pueden trabajar como voluntarios en servicio comunitario. Los voluntarios enfrentan una gran variedad de retos, como ayudar a reconstruir casas en vecindarios destruidos por desastres naturales, hacer de tutores para emigrantes que trabajan en granjas, o trabajar en refugios para personas sin vivienda. Otros programas de ASB envían estudiantes al extranjero en proyectos de trabajo relacionado con la conservación de la vida silvestre o la ayuda a comunidades devastadas por el SIDA o la pobreza.

“Cada vez más y más estudiantes, e incluso trabajadores profesionales, quieren participar en proyectos a corto plazo con un principio claro y un fin concreto para contribuir a algo útil e importante en una semana”, comentó Kam Santos de Cross-Cultural Solutions, una organización internacional no gubernamental (ONG) que coloca estudiantes en programas populares de ASB por una semana en Brasil, Rusia, Costa Rica, Perú y Guatemala.

Se calcula que en 2006, unos 35.000 estudiantes de todo el país participaron en una experiencia de vacaciones alternativas, según Break Away, una ONG fundada por dos estudiantes de la Universidad de Vanderbilt que proporciona capacitación, ayuda y conecta distintos campos universitarios y comunidades.

El curso académico en la mayoría de las universidades en Estados Unidos comienza a finales de agosto y termina a finales de mayo y las vacaciones de primavera suelen ser una o dos semanas en marzo o abril. Es la época en la que más estudiantes se presentan como voluntarios, aunque otros lo hagan durante el verano o en otras épocas de vacación. La cantidad total de alumnos que trabajan como voluntarios cada año es casi de 40.000 según Break Away.

Las ASB a corto plazo están pensadas detenidamente y diseñadas para complementar proyectos de servicio a largo plazo que las ONG organizan para ayudar a que los voluntarios sientan que han contribuido a los objetivos generales de la comunidad, indicó Santos al Servicio Noticioso.

“Las vacaciones de primavera alternativas agrupan todo en realidad: trabajo voluntario, intercambio multicultural, liderazgo y abren una perspectiva sobre la vida propia así como sobre el papel que uno desempeña en la sociedad mundial”, comentó Chapin Cole, estudiante de la promoción de 2006 de la Universidad de California, en San Diego, que asistió a programas de ASB de una semana de duración en Brasil y Perú en 2005 y 2006.

Los programas de ASB también son “una gran forma de experimentar otra cultura si uno es estudiante sin recursos o sin tiempo para estudiar en el extranjero durante el año escolar” añadió en una entrevista con el Servicio Noticioso.

Un ejemplo de lo que puede ser un proyecto de una semana organizado por Cross-Cultural Solutions es de estudiantes y familias pintando las paredes de un orfanato o sembrarando en un jardín de un asilo de ancianos. En Lima, Perú, el grupo de Cole trabajó en un centro de cuidado de ancianos donde ayudaron con los proyectos de remodelación y sirvieron comidas. En Salvador, Brasil, Cole trabajó en un refugio para personas sin vivienda.

“He aprendido la importancia de escuchar y aprender de todo”, dijo Cole.

El hospedaje para los voluntarios es modesto pero cómodo, tanto en Brasil como en Perú, donde vivían en casas o apartamentos alquilados por la ONG.

En Estados Unidos, las Vacaciones Alternativas de Primavera de United Way en 2007 enviará equipos de estudiantes a pasar una semana en el Lago Charles, Luisiana, ayudando a los residentes afectados por el huracán Rita a reconstruir las casas que la tormenta dañó y a construir casas nuevas. Los estudiantes serán hospedados por United Way de Luisiana y se quedarán en el Centro Vivienda de Voluntarios en Moss Bluff. En 2006, el programa ASB, llamado Cuerpo de Tormentas, envió equipos de estudiantes a vecindarios devastados por el huracán Katrina.

“Al estar completamente inmersos en estos ambientes diversos los participantes pueden experimentar, discutir y entender temas sociales de un modo significativo”, informó Break Away. “La intensidad de la experiencia aumenta la probabilidad de que los participantes utilicen las lecciones aprendidas cuando regresan a sus comunidades, incluso después de la vacación alternativa haya terminado”.

Los programas de vacaciones de primavera alternativas suelen estar patrocinados por una ONG con apoyo financiero de empresas y negocios locales, aunque algunos están organizados por universidades y compañías de turismo estudiantil del sector privado. El programa ASB 2007 de United Way se beneficia de fondos principalmente de las empresas Federal Express y GameStop/EB Games, y los estudiantes suelen tener muy pocos gastos adicionales. El gigante de los medios MTV apoya el programa de United Way promoviéndolo, ayudando a reclutar participantes, y filmando un documental.

Los programas ASB en el extranjero son cada vez más populares pero pueden resultar costosos. Cross-Cultural Solutions ofrece ideas a los participantes sobre como recaudar los fondos necesarios para cubrir los costos del programa y del viaje. Santos indicó que la ONG cree que la recaudación de fondos es un modo importante de difundir la concienciación sobre temas mundiales.

“Muchos de nuestros voluntarios han tenido mucho éxito recaudando fondos para cubrir todo o parte de sus programas y gastos de viaje” comentó.

Los individuos que presentan declaración anual de impuesto  sobre las rentas pueden deducir todas las tarifas relacionadas con los programas de servicio comunitario, incluyendo los costos de viaje, según indica Santos.

Para más información, en inglés, y para leer las narraciones personales de los estudiantes que participan en las vacaciones de primavera alternativas de 2007 en el suroeste de Luisiana, ver el sitio web de United Way.

Para más información, en inglés, sobre programas de vacaciones alternativas para estudiantes, ver los sitios web de Break Away y Cross-Cultural Solutions.

Para más información sobre la sociedad en Estados Unidos y las ONG, véanse los periódicos electrónicos Educación en los Colegios y Universidades de Estados Unidos y La filantropía en Estados Unidos.

Carolee Walker
Redactora del Servicio Noticioso desde Washington

 
###

 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial