/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
ENGLISH

Políticas comerciales proteccionistas son amenazas para los trabajadores

Informe FMI proyecta un panorama económico optimista en general

Publicado: 12 de abril de 2007

Washington – Los países deben hacer más para ayudar a los trabajadores que no se han beneficiado del crecimiento del comercio y la competencia mundiales, dice un nuevo informe del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El FMI, en su informe “Perspectivas de la Economía Mundial” publicado el 11 de abril, advierte que las fuerzas proteccionistas podrían “socavar” la inversión extranjera y el comercio, haciendo retroceder las ganancias de la crecientemente integrada economía mundial.

La publicación del informe precede la reunión conjunta de primavera del FMI y el Banco Mundial a realizarse el 14 y 15 de abril en Washington.

Una combinación de progreso tecnológico, sistemas de comercio y finanzas cada vez más universales y políticas macroeconómicas más resistentes ha establecido las bases para un crecimiento mundial “superlativo” pero los países no hacen lo suficiente para prepararse para los crecientes desafíos fiscales, les dijo a los periodistas, el 4 de abril, Simon Johnson director del departamento de investigación del FMI.

Los países tienen que hacer más para mejorar sus sistemas de educación, crear mercados laborales más flexibles y sistemas de bienestar social que ayuden a los trabajadores a ajustarse a una economía mundial, explicó.

Johnson dijo también que los países necesitan desarrollar sistemas públicos de financiación que cubran los costos crecientes de las pensiones y cuidados de la salud relativos a las poblaciones que envejecen.

Sin embargo, el informe ofrece una perspectiva optimista, al indicar que los riesgos económicos generales de la economía mundial han decrecido desde la última evaluación de riesgos del FMI realizada en septiembre de 2006, expresó Johnson.

Dijo también que no se anticipa que los problemas relacionados con la caída del mercado inmobiliario en Estados Unidos se extiendan a otros países.

Para Estados Unidos se proyecta un crecimiento económico de un 2,2 por ciento en 2007, una disminución en comparación con 3,3 por ciento en 2006, según el informe.

Incluso si la economía estadounidense se desacelera más, dijo Johnson, los riesgos en las economías de otros países “deberían ser manejables” puesto que durante los últimos 20 años muchos países han fortalecido sus políticas económicas.

El crecimiento económico mundial fue de 5,4 por ciento en 2006 y se espera una baja al 4,9 por ciento en 2007. En general si se toma el período de cinco años de 2003 a 2007 en conjunto, “la tasa de crecimiento del producto mundial se mantuvo al nivel más elevado desde comienzos de la década de1970”, indica el informe.

Johnson comentó que el crecimiento mundial puede mantenerse aproximadamente en un 5 por ciento “por algún tiempo”.

En Oriente Medio, se espera que el crecimiento se reduzca ligeramente a 5,5 en 2007 en comparación con el 5,7 del año anterior. Aun cuando los exportadores de petróleo de la región vieron un crecimiento sólido en 2006, el crecimiento fue moderado debido a la disminución en los precios del crudo desde agosto de 2006 y algunos cortes en la producción, dice el informe.

El área de 13 países del Euro -- miembros de la Unión Europea que han adoptado el euro como moneda -- creció a su ritmo más rápido en seis años en 2006, un 2,6 por ciento. El ritmo probablemente disminuirá a 2,3 por ciento en 2007, reflejando parcialmente la restricción fiscal en Alemania e Italia y los efectos de pasadas restricciones monetarias, explicó Johnson.

La expansión económica de Japón ha “ganado terreno” y se prevé que aumente un 2,3 por ciento en 2007, al mismo nivel que en 2006, según el informe.

El crecimiento en las economías en surgimiento de Europa se prevé más lento, de un ritmo de 6 por ciento en 2006 a un 5,5 por ciento en 2007, sin embargo, la región continuará beneficiándose de altas tasas de inversión extranjera, indica el informe.

Los estados de la antigua Unión Soviética moderarán su crecimiento de un 7,7 por ciento en 2006 al 7 por ciento en 2007, con un comportamiento sólido en el sector energético de la región. La tasa de crecimiento de la región es segunda, después de la de Asia.

Se espera que los países en surgimiento y en desarrollo, encabezados por China e India, tengan un crecimiento impresionante en 2007, de 8,4 por ciento, “gracias a las condiciones favorables de la economía mundial y al nivel de precios de los productos básicos”.

Se anticipa que China crecerá un 10 por ciento en 2007, menos que el 10,7 por ciento de 2006. La India probablemente crecerá un 8,4 por ciento, desacelerando su 9,2 por ciento del año anterior. “El temor al recalentamiento” sigue siendo un riesgo para la economía de la India, según Johnson.

El crecimiento de América Latina desacelerará un poco, de 5,5 por ciento a 4,9 por ciento, pero la perspectiva de la región es buena ya que la mayoría de los países continuarán creando marcos macroeconómicos confiables y reduciendo las vulnerabilidades en sus economías.

Para África, la perspectiva es “muy positiva” con un progreso continuado en la estabilidad macroeconómica y un aumento en la producción de petróleo en varios países, explicó Johnson. Se anticipa que el crecimiento de 2007 será de 6 por ciento, lo cual implica un aumento en comparación con el 5,5 que experimentó en 2006.

Un resumen del informe en español, así como el texto completo y la transcripción de la sesión informativa de Johnson con la prensa el 4 de abril, en inglés, pueden consultarse en el sitio Web del FMI.

Kathryn McConnell
Redactora del Servicio Noticioso desde Washington

 
###

 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial