/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
ENGLISH

UNESCO puede facilitar la buena gobernabilidad, dice Negroponte

Insta a concentrarse en la alfabetización y la libertad de prensa

Publicado: 23 de mayo, 2007

Washington – Promover el buen gobierno, asegurar el libre flujo de información y ampliar la alfabetización mundial son objetivos internacionales decisivos, a cuyo logro puede contribuir la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), según un funcionario estadounidense de alto nivel.

Estados Unidos coloca la libertad y la buena gobernabilidad en el centro de su política exterior “porque a pesar de la globalización y la era de la información los estados deben estar bien gobernados para constituir la base del orden internacional”, dijo el vicesecretario de Estado, John D. Negroponte, a la Comisión Nacional de Estados Unidos ante la UNESCO el 21 de mayo en Washington. Cuando los estados no gobiernan “sabia y efectivamente” abren la puerta al terror, la criminalidad y los desastres humanitarios, añadió.

“Como nos enseñaron los acontecimientos del 11 de septiembre, y nos enseñó el mal gobierno del Talibán en Afganistán y el trágico genocidio en Darfur nos enseña también, hay consecuencias dolorosas que van de la mano con la gobernabilidad inefectiva, la intolerancia social, y las estructuras socioeconómicas fallidas” dijo.

Sin embargo el desarrollo económico y la toma democrática de decisiones exige poblaciones alfabetizadas y formadas, indicó Negroponte, y añadió que el mandato educativo de la UNESCO puede ayudar a desarrollar capital humano esencial.

EDUCACIÓN, COMUNICACIÓN, CIENCIA

Es una tragedia que hoy unos 770 millones de adultos no sepan leer y escribir y que 77 millones de niños en edad escolar primaria, casi todo niñas, no estén matriculados en una escuela, declaró Negroponte.

“Ciudadanos analfabetos”, dijo, “no tienen apenas oportunidad para asegurar que los votos que emiten vayan a redundar en los servicios gubernamentales que solicitan”.

En febrero de 2003, la primera dama Laura Bush ayudó a lanzar la Década de la Alfabetización de la ONU (de 2003 a 2012). En septiembre de 2006 como embajadora honoraria de la Década de la Alfabetización de la ONU, organizó una conferencia auspiciada por la Casa Blanca sobre alfabetización mundial que inició una serie de conferencias regionales patrocinadas por la UNESCO. (Ver artículo relacionado).

La primera de tales conferencias tuvo lugar en marzo en Doha, Qatar. Estará seguida de conferencias en 2007 en Pekín, Mali y Nueva Delhi. Se planifican conferencias en Azerbaiyán y Costa Rica en 2008. (Ver charla electrónica en inglés).

El vicesecretario de Estado elogió el Programa Internacional de UNESCO para el Desarrollo de las Comunicaciones, que según sus palabras “intenta crear un ambiente sano que anime el crecimiento de unos medios de información libres y plurales en el desarrollo de los países”.

Estados Unidos ha financiado muchos de los proyectos de desarrollo de medios del programa, en países como Afganistán, Colombia, Camerún, Guatemala, Kyrgyzistán, Kazakistán, Ruanda y Uganda. (Ver hoja informativa).

“El sector de educación es ahora más eficiente y tiene procedimientos claros. Se trabaja en el sector de las ciencias en este momento. Han hecho un estupendo trabajo en el aspecto de diseminar conocimientos sobre las tecnologías de información y comunicación (ITC),” explicó al Servicio Noticioso la Comisión Nacional de Estados Unidos ante la UNESCO.

Estados Unidos utiliza también los programas de ciencia e ingeniería de esta agencia para promover la creación de capacidad nacional, animando a la gente a adquirir los conocimientos técnicos necesarios para crear y mantener servicios y conseguir la autosuficiencia, indicó el funcionario estadounidense.

Además Estados Unidos participa en los esfuerzos de UNESCO para conservar los suministros de agua potable del mundo, mientras que la Administración Nacional de Asuntos Oceanográficos y Atmosféricos trabaja para crear un sistema de advertencia mundial de maremotos, indicó el funcionario estadounidense.

En el aspecto cultural, Estados Unidos coopera con el Centro del Patrimonio Mundial de la Humanidad de UNESCO, que ayudó a establecer en 1972 y continuó financiando incluso durante el tiempo que se retiró de la organización. El centro trabaja para asegurar el reconocimiento adecuado de los sitios culturales en todo el mundo y subraya las contribuciones de muchas culturas al mundo como miembros de la cultura común de la humanidad.

“Es otro modo de liderar el diálogo intercultural entre los países” comentó el funcionario estadounidense.

ESTADOS UNIDOS Y LA UNESCO

Estados Unidos es uno de los miembros originales de la UNESCO, creada en 1946, pero se retiró de la organización en 1984 y regresó como miembro integral en 2003. Las razones alegadas por Estados Unidos para su retiro fueron la politización de la agencia y su hostilidad hacia las instituciones democráticas, particularmente hacia el libre mercado y la prensa libre, así como la falta de disciplina en materia de finanzas.

En 2002, el presidente Bush anunció su decisión de regresar a la organización. Citó el renovado compromiso de UNESCO con la libertad de prensa, la educación, y la reforma de la organización.

Funcionarios estadounidenses comentaron que aunque la UNESCO ha reducido su burocracia debe continuar la reforma e introducir en el programa de la agencia fuertes elementos de rendición de cuentas y un enfoque en los resultados.

Estados Unidos es en la actualidad el contribuyente financiero de mayor volumen en la UNESCO ya que proporciona alrededor del 20 por ciento de su presupuesto anual, sin contar las contribuciones voluntarias privadas.

Para más información véase Estados Unidos y la UNESCO.

Jaroslaw Anders
Redactor del Servicio Noticioso desde Washington


###
 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial