/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
ENGLISH

Educación sobre relación entre civiles y militares mejora la democracia

Programa de escuela de postgrado naval hace cursos en todo el mundo

Publicado: 29 de mayo, 2007

Monterrey, California –- Miles de funcionarios de gobiernos y militares procedentes de todo el mundo han recibido orientación sobre cómo forjar relaciones efectivas por medio de un novedoso programa educativo de extensión, establecido por la Escuela de Postgrado Naval en Monterrey (NPS).

“Nos encontramos en el negocio del esfuerzo para fomentar la propagación de las normas democráticas en naciones que tienen problemas en la relaciones entre civiles y militares”, dijo Rich Hoffman, un graduado de la Academia Militar de Estados Unidos en West Point y oficial retirado del ejército que dirige ahora el Centro para Relaciones Civiles y Militares de NPS (CCMR).

Hoffman afirmó al Servicio Noticioso desde Washington, en una conversación sostenida el 23 de mayo, que el CCMR, que fue establecido en 1994, opera cursos de una a tres semanas para militares y funcionarios extranjeros que se llevan a cabo en sus países. Los cursos no buscan imponer el sello estadounidense de la democracia, declaró, pero están “diseñados para cumplir con los objetivos específicos y condiciones del país receptor”.

Un principio central de la democracia estadounidense es el control civil de las fuerzas armadas de Estados Unidos, encarnado en la Constitución de Estados Unidos. Ayudar a otras naciones a desarrollar la importante relación entre el liderazgo civil y sus fuerzas armadas no sólo mejora las instituciones democráticas de un país, sino que también fortalece su seguridad nacional, aseguró Hoffman.

La facultad del centro se compone de 15 profesores, con grados en estudios del área y en asuntos extranjeros, que viajan al extranjero como parte de equipos móviles de educación (MET) por invitación del país anfitrión.

Hoffman aseveró que en el último año, 100 MET han dado cursos cortos a más de 3.500 funcionarios y militares extranjeros en 100 países.

El CCMR ofrece curso en temas como el establecimiento de relaciones democráticas civiles y militares y el imperio de la ley, inteligencia y democracia, reestructuración de la defensa, cooperación civil y militar y el combate del terrorismo, forjando lazos entre la legislatura y la preparación para desplazamientos pacificadores.

La enseñanza se hace por medio de presentaciones por miembros de la facultad de MET y por simulacros” donde proponemos varios escenarios civiles y militares, que después se actúan, discuten y analizan”, explicó Hoffman.

“Damos cursos en Jordania, Ucrania, Mongolia e Indonesia. Y las preguntas que hacemos son: ‘¿Como se organiza una fuerza para operaciones de pacificación en apoyo a las Naciones Unidas, respuestas en caso de desastres y combate al terrorismo?”, dijo Hoffman.

La pacificación es muy importante, agregó, dado que “se la puede lograr eficientemente con un ejército que no tiene una relación democrática con sus propias autoridades civiles”.

En 2006, Hoffman se unió a un MET que viajó a Guatemala para un curso con 40 funcionarios militares y funcionarios del gobierno.

El ejército guatemalteco ha trabajado duro para reformarse y le interesa la pacificación, añadió, en parte debido a que sus líderes creen que la pacificación demuestra al mundo que el ejército “puede ser una fuerza para bien, no una fuerza represiva dentro de su propio país”, señaló.

“El hecho es que un ejército que inicia operaciones de pacificación necesita respetar los derechos humanosy el imperio de la ley – y necesitan estar disciplinado en esto, o se verán en problemas”, indicó Hoffman. De manera que al ayudar a los ejércitos a ser más profesionales, y una fuerza para bien dentro de la comunidad internacional, esperamos les lleve a ser más democráticos en su país”, apuntó.

Chile es otro país al que le va muy bien en sus relaciones entre civiles y militares, dijo Hoffman. “Hemos trabajado con ellos con mucho éxito en el desarrollo de sus capacidades de pacificación”, afirmó.

Dos funcionarios chilenos se encontraban entre los 254 estudiantes, de 52 naciones, que estaban en la clase de graduación en marzo de 2007 en NPS, recibiendo grados después de finalizar exitosamente sus cursos de entre 12 a 18 meses de duración.

Jim Fisher-Thompson
Redactor del Servicio Noticioso desde Washington

 
###

 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial