/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
ENGLISH

EE.UU. lucha contra la disminución de libertad política en el mundo

Funcionarios del Departamento de Estado promueven la democracia

Publicado: 29 de mayo, 2007

Washington – Estados Unidos trabaja con grupos no gubernamentales para evitar la erosión de la democracia en las Américas y en el mundo, indicaron dos funcionarios del Departamento de Estado.

En un foro, que tuvo lugar el 24 de mayo, sobre el papel de la Carta Democrática Interamericana, Barry Lowenkron dijo que la iniciativa en favor de más libertades personales y políticas en todo el mundo se topa con la “creciente resistencia de quienes se ven amenazados por los cambios”. La carta, adoptada por los 24 países miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) el 11 de septiembre de 2001, luego de los ataques terroristas contra Estados Unidos, solicita a los gobiernos en la región impulsar y defender la democracia.

Lowenkron, secretario adjunto de Estado para Democracia, Derechos Humanos y Trabajo, describió al año 2007 como el “año del retroceso” en algunos países que desean socavar el progreso democrático y aplicar las leyes nacionales para solidificar su control del poder.

Lowenkron dijo que la secretaria de Estado Condoleezza Rice, en respuesta a este “retroceso”, publicó una lista de 10 principios fundamentales sobre el trato adecuado a las organizaciones no gubernamentales (ONG). Los principios, que complementan documentos existentes de la ONU y de la Unión Europea sobre las ONG, reconocen que los grupos no gubernamentales son esenciales para el éxito de las sociedades libres y tienen un papel fundamental en asegurar un gobierno democrático y que rinda cuentas. (Ver artículo relacionado).

Lowenkron explicó que la lista que se publicó por primera vez en diciembre de 2006 en inglés, está ya disponible en español, árabe, chino, persa y ruso. (Ver texto completo)

También recibió con agrado el anuncio del presidente de Colombia, Alvaro Uribe, de que emitiría su propia lista de principios para apoyar a las ONG en Colombia.

Lowenkron dijo a los participantes en el foro, auspiciado por Diálogo Interamericano y el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, dos grupos de políticas públicas con sede en Washington, que para apoyar la democracia incluso más, Rice también había creado el “Fondo para los Defensores de los Derechos Humanos en el Mundo”.

Explicó que el fondo capacita a los gobiernos de Estados Unidos para responder rápidamente a las emergencias de los defensores de derechos humanos, dando ayuda a los activistas que se enfrentan a desafíos extraordinarios a nivel financiero, jurídico o médico como resultado de la represión gubernamental.

Lowenkron elogió la Carta Democrática Interamericana por poner énfasis en la “rendición de cuentas” , cuando un país intenta privar a sus ciudadanos de sus derechos políticos y humanos. La sociedad civil y las ONG tienen un papel importante en garantizar la rendición de cuentas del gobierno, comentó.

Otro participante en el foro, José Miguel Insulza, secretario general de la OEA, ha dicho en otras ocasiones que la Carta Democrática Interamericana reconoce “el constante peligro del retroceso” en la defensa de la democracia y que los países de las Américas deben trabajar para reforzar los principios democráticos. (Ver artículo relacionado).

LA SOCIEDAD CIVIL PUEDE SER UN SOCIO EN LA GOBERNABILIDAD DEMOCRÁTICA

Thomas Shannon afirmó que la adopción de la carta reconoce que la amenaza principal a la democracia en las Américas no son los golpes militares, sino más bien la gente que utiliza los medios democráticos para obtener poder y entonces intentar erosionar las instituciones democráticas.

Shannon, secretario adjunto de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, señaló que un ejemplo fundamental de tal manejos del poder es el expresidente de Perú Alberto Fujimori, que tras ser elegido democráticamente, hizo lo que se denominó un “autogolpe” (un golpe contra su propio gobierno) en 1992, al abolir la constitución de Perú, el Congreso y el Tribunal Supremo.

Shannon alentó a los gobiernos de la región a utilizar las ONG y a la sociedad civil como socios en el gobierno democrático, no como adversarios, como con frecuencia ha ocurrido antes, dijo.

La democracia “no es sólo una cuestión de gobierno” o de los políticos decidiendo normas públicas, sino que es también cuestión de “crear una interacción democrática a todos los niveles de la sociedad”, aseveró Shannon.

Shannon elogió la Carta Democrática Interamericana por su declaración que señala que la democracia es un “derecho” que “expresa adecuadamente” las aspiraciones de los pueblos de las Américas de tener gobiernos libres y abiertos.

Para más detalles, ver el texto completo de la carta y una hoja informativa sobre iniciativas de derechos humanos en Estados Unidos.

Eric Green
Redactor del Servicio Noticioso desde Washington

 
###

 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial