/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
ENGLISH

Policía de EE.UU. aborda de modo distinto problema de la prostitución

Consideran a las personas traficadas víctimas, y no delincuentes

Publicado: 22 de junio, 2007

Washington – Los organismos encargados de la aplicación de la ley en Estados Unidos están abordando de manera diferente el problema de la prostitución, al menos en el condado de Montgomery (Maryland). Los detectives de este organismo se dedican a persigir a los proxenetas que trafican gente a la que obligan a ejercer la prostitución, y también tienden una mano amiga a las víctimas, es decir, las prostitutas.

“La manera en que abordamos el problema de la prostitución es completamente diferente de cómo lo hacíamos cuando empecé aquí por primera vez”, dijo el detective de brigada antivicio Thomas Stack al Servicio Noticioso desde Washington. “Antes uno salía a la calle, capturaba a los delincuentes, se los llevaba a la cárcel, y eso el fin”. Pero ahora no ocurre así, explicó. “Ahora tratamos a todas las personas como si fueran víctimas, y es importante hacerlo de esa manera. Todo el mundo es una víctima al principio”.

Stack y su colega, el detective Leland Wiley, ayudaron hace poco a enjuiciar a seis personas acusadas de distintos delitos, entre los cuales figuraba el transporte de inmigrantes indocumentados desde Nueva Jersey a Nueva York para ejercer la prostitución y hacer lavado de dinero. La investigación fue coordinada entre la policía local, la Oficina Federal de Investigaciones, la Oficina de Aplicación de las Leyes de Inmigración y Aduanas y el Servicio de Impuestos Internos.

Stack y Wiley relataron el caso de Elsy “Yolanda” Aparicio y su familia, quienes transportaron durante años a cientos de mujeres, la mayoría de México, a Maryland para ejercer de prostitutas y servir a una clientela mayormente hispana en prostíbulos establecidos en apartamentos. A las mujeres se les cobraba 70 dólares a la semana por alimentos y 40 por preservativos; de los 30 dólares que ganaban las mujeres por cada 30 minutos de sexo, se guardaban 15 dólares que entregaban a sus padrotes.

Los padrotes son los proxenetas. Son responsables actuales de la trata, es decir que traen a estas mujeres a Estados Unidos y las engatusan de la forma habitual, prometiéndoles el matrimonio o un trabajo doméstico en un restaurante”, explicó Wiley al Servicio Noticioso. Pero una vez que llegan aquí son forzadas a ejercer la prostitución.

Los padrotes amenazan con matar a las familias de estas mujeres en México o deshonrarlas revelando que son prostitutas. Las mujeres son objeto de palizas y abusos a manos de sus padrotes, y a menudo son víctimas de actos de violencia durante atracos a los prostíbulos. Pandillas como Mara Salvatrucha o MS-13 extorsionan pagos o sencillamente atracan los prostíbulos y se llevan el dinero. Cada mujer puede ganar cientos de dólares en un día.

Los detectives relataron casos de niñas que fueron secuestradas o engatusadas a venir a Estados Unidos. Una joven, que a la edad de 15 años fue secuestrada de su pueblo remoto por una familia de tratantes, fue encerrada en un sótano y violada repetidas veces durante un mes por el padre y los hermanos de la familia, después de lo cual la llevaron a un prostíbulo. Finalmente, fue traficada a Estados Unidos. Después de que las autoridades encontraron a la chica, aprovechó la asistencia que le ofrecieron y pudo rehacer su vida. Tras ser explotada durante más una década ahora tiene empleo, estudia inglés y espera recibir su visa T, que es una visa especial que se concede a las víctimas de la trata, a cambio de su cooperación con las autoridades de aplicación de la ley.

Muchas víctimas no cooperan porque tienen miedo o porque se fían de sus proxenetas cuando no deberían. “No hemos tenido demasiado éxito intentando que las mujeres reconozcan que son víctimas”, dijo Stack, pero “no es porque no lo estemos intentando”. Agregó que aunque entrevistan a las mujeres con la suficiente sensibilidad y les ofrecen ayuda, la mayoría sigue desconfiando de la policía.

Una serie de organizaciones no gubernamentales colabora con la policía para ayudar a las víctimas. Entre estas cabe destacar a las organizaciones Polaris Project y Ayuda. (Véase artículo relacionado).

LA TRATA DE SERES HUMANOS ES UN PROBLEMA EN EE.UU.

Los detectives informaron que la mayoría de sus casos hoy en día tienen que ver con inmigrantes indocumentados que son traficados por motivos de sexo o trabajo. Según datos del Departamento de Justicia, se calcula que 17.500 extranjeros entran en Estados Unidos cada año y son víctimas de la trata.

Wiley dijo al Servicio Noticioso: “Cuando uno dice ‘trata’ la gente piensa que es un problema internacional. No lo es. Es también un problema interno”. Los adolescentes que se marchan de casa son a menudo víctimas.

Gran parte de la labor de investigación se realiza en Internet. “Este problema está totalmente fuera de control en Internet”, afirmó Stack. En lugar de trabajar en la calle, las prostitutas y los proxenetas ahora ponen anuncios en Craigslist y otros sitios web.

Stack y Wiley se dirigen a academias de policía, universidades, unidades de bomberos, inspectores de edificios y grupos comunitarios y les informan sobre las señales de la trata. Sostienen que la educación es una herramienta importante. Sus informantes abarcan desde contactos a quienes pagan, hasta encargados de edificios de apartamentos y ciudadanos alertas.

Los organismos locales y federales trabajan juntos, y si se cruzan demarcaciones geográfica estatales, entonces también participa el FBI. Las penas federales son más duras. “Estos tipos que cometen estos horrendos delitos y que obligan a estas mujeres a prostituirse” se merecen penas de prisión extensas, dijo Stack, “y se les debería imponer todos los días que se merecen”.

Hollywood contribuyen al problema, aseguró Stack. Películas como Hustle and Flow que idealizan la figura del proxeneta se emplean en la industria del sexo. “Los proxenetas utilizan ese filme para reclutar”, dijo Stack, agregando que los proxenetas obligan a las muchachas a ver películas y leer libros para aprender la industria.

“Estas muchachas, por lo general, son las víctimas ... porque son traficadas a este país y forzadas a ejercer la prostitución”, dijo Stack.

Para más información sobre el problema de la trata, véase la Introducción del Informe 2007 sobre la Trata de Personas que publica anualmente el Departamento de Estado de Estados Unidos.

Lea Terhune
Redactora del Servicio Noticioso desde Washington

 
###

 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial