/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
ENGLISH

YouTube redefine la configuración de los debates presidenciales

Internet: nuevo foro para las campañas políticas

Publicado: 4 de setiembre de 2007

(© AP Images)
Los aspirantes a candidato demócrata escuchan al reverendo Reggie Longcrier de Hickory, Carolina del Norte, durante un debate patrocinado por CNN, YouTube y Google en la academia militar The Citadel, en Charleston, Carolina del Sur, el 23 de julio. VIDEO
Washington – Gracias a Internet, puede que esté cambiando la marea para los jóvenes votantes que sienten que no tienen nada que aportar al mundo de la política. YouTube, el fenómeno cibernético de “autodifusión” que permite a cualquiera que tenga una cámara digital descargar videos en Internet de modo gratuito, se convirtió en una plataforma política sin precedentes en el mes de julio, cuando estadounidenses comunes y corrientes sometieron a los candidatos demócratas a sus preguntas formuladas a través de vídeo.

Políticos que estaban acostumbrados a controlar el debate tuvieron que hacer frente a las mordaces y descaradas preguntas de personas de todo el país, y de todo el mundo, que se presentaban en camiseta. Una pregunta provino de un trabajador humanitario rodeado de niños en un campo de refugiados en Darfur (Sudán).

Los ocho demócratas subidos al estrado y compitiendo por la candidatura presidencial tuvieron que responder. Joe Biden, Hillary Clinton, Christopher Dodd, John Edwards, Mike Gravel, Dennis Kucinich, Barack Obama y Bill Richardson respondieron a preguntas sobre cuestiones que iban desde los derechos civiles hasta la atención sanitaria. Varias de las 39 preguntas que se plantearon tenían que ver con la guerra en Iraq, y casi un tercio de ellas se referían a cuestiones de política exterior, entre ellas: “¿Cómo se superan las promesas vacías en relación con Darfur?” o “¿De qué manera reducirá su política el consumo de energía?”

La cadena de televisión CNN, que copatrocinó y transmitió el encuentro el 23 de julio, eligió preguntas de entre las 1.500 que se habían enviado. Bruce Gronbeck, experto en elecciones de la Universidad de Iowa, encontró la experiencia “fascinante”.

“La televisión mantuvo su posición como esquema de referencia dominante”, dijo al Servicio Noticioso. “Puso las preguntas de YouTube en la pantalla y les hizo fotos con una cámara, en lugar de ir directamente a la transmisión. Así que el medio dominante intentó mantener el control y eligieron las preguntas”.

¿Pero son la televisión y la prensa los medios dominantes del siglo XXI? Es debatible, puesto que ambos buscan maneras de elaborar componentes de Internet y las empresas publicitarias consideran la web el espacio mundial de los anuncios. Gronbeck dijo que Internet ha tenido un impacto importante en los medios de prensa y electrónicos. “Internet es hoy una fuente de historias, historias políticas, y [...] proporciona una cantidad de material impresionante que circula repetidamente por la radio, la televisión y los medios de prensa“. El debate de YouTube es ejemplo de ello.

YouTube apareció por primera vez como elemento influyente en los electores en el año 2006, cuando el candidato republicano por Virginia, George Allen, maltrató verbalmente a un joven trabajador de campaña de origen asiático americano que estaba grabando un discurso para el candidato rival del partido demócrata, Jim Webb. El videoclip de los comentarios de Allen se emitió en YouTube. Pese a los intentos de Allen por disculparse, este posible candidato presidencial que iba a la cabeza de las encuestas fue derrotado por Webb por unos cuantos miles de votos. Los analistas consideran la amplia circulación de lo que se ha llamado el video “macaca” en los medios, entre ellos YouTube, como responsable parcial de la derrota de Allen.

Los políticos no ignoraron esta lección. Al contrario, candidatos presidenciales republicanos y demócratas por igual se han sumado a YouTube este último año para establecer una presencia en el medio y han expuesto allí sus vídeos de campaña. Barack Obama anunció en YouTube su intención de explorar su postulación a la presidencia un mes antes de anunciar oficialmente la noticia.

Algunos candidatos que reciben poca atención de los medios principales han encontrado fama en Internet. Según TechPresident, que sigue de cerca la presencia de candidatos en medios sociales de Internet, las ideas de uno de ellos, el republicano Ron Paul, aventajan a todos las demás. Vídeos políticos no autorizados también aparecen en Internet descargados por partidarios y detractores de distintos candidatos.

YouTube nació en 2005 en el garaje de tres jóvenes informáticos californianos que querían facilitar la transferencia de archivos de vídeo. De la noche a la mañana se convirtió en un éxito y alentó el crecimiento de una comunidad electrónica que compartía vídeos. En YouTube uno puede encontrar de todo un poco, desde lo sublime hasta lo ridículo. En 2006, el gigante de la web Google compró YouTube en una operación de intercambio de acciones valorada en 1.650 millones de dólares. YouTube sigue siendo una filial de Google.

“El equipo de YouTube ha creado una plataforma mediática interesante y poderosa que complementa la misión de Google de organizar la información en todo el mundo y hacer universal su acceso y utilidad”, dijo en aquel momento Eric Schmidt, director ejecutivo de Google.

Peter Leyden, investigador del Instituto de Nuevas Políticas, una institución de tendencia progresista con sede en San Francisco, calificó el debate CNN-YouTube de “un momento extraordinario en el que los nuevos medios por fin ocupan su lugar legítimo entre los viejos medios”.

Gronbeck dijo que hay señales de que se está creando una conciencia política entre la generación joven y que ha habido un aumento en la participación de votantes de 18 a 24 años en las últimas elecciones.

¿Desempeña un papel YouTube? “Seguramente hubo personas que vieron la transmisión que no habían visto ninguno de los otros debates y sabemos que era el mayor grupo de veinteañeros que jamás había visto un debate presidencial”, explicó Gronbeck.

Las preguntas no vinieron formuladas por periodistas, sino por personas cuya diversidad se plasmaba en las cuestiones mismas: ser negro, ser blanco, tener discapacidad, morirse de cáncer. “Podemos verles las caras”.

“Se está dando lo que debe ser una campaña, es decir, los dirigentes extendiéndole la mano a los electores y entablando una conversación de modo serio”, agregó Gronbeck. Este encuentro personal aseguró la continuidad del debate y los comentarios en torno a él entre la comunidad en Internet mucho después de haber concluido el encuentro.

En noviembre, le toca a los candidatos presidenciales republicanos responder a las preguntas que planteen ciudadanos en YouTube.

El debate que se cita en este artículo puede verse en YouTube en: http://www.youtube.com/democraticdebate.

Lea Terhune
Redactora del Servicio Noticioso desde Washington

 
###

 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial