/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
ENGLISH

Presentación del embajador Baxter ante conferencia FocoUruguay

"Uruguay es una tierra de oportunidades ilimitadas", afirmó Baxter

Publicado: 21 de setiembre de 2007

Journalist Jorge Traverso, Ambassador Frank E. Baxter. [U.S. Embassy photo by Vince Alongi]
El embajador Frank E. Baxter es entrevistado por el periodista Jorge Traverso durante una conferencia de FocoUruguay en Montevideo, el 20 de setiembre de 2007. "No hay barreras a la mayoría de los negocios del Siglo XXI, el software, los servicios, cualquier cosa que se pueda trasmitir y vender electrónicamente, no existen barreras y es que el mundo va hacia ese lado", expresó Baxter.

"Uruguay es una tierra de oportunidades ilimitadas. La apertura de mercados a las inversiones internacionales hará que este país alcance su potencial".
“Uruguay tiene una sociedad estable y hay que pensar en el país no solo como un mercado pequeño sino que puede ser la sede para muchas empresas a nivel regional y creo que ustedes podrían vender esa idea”.

-- Frank E. Baxter, Embajador de los Estados Unidos de América

A continuación la traducción no oficial de la presentación a cargo del Embajador de los Estados Unidos Frank E. Baxter sobre “Relaciones Bilaterales en el Siglo XXI” realizada el día de ayer en el Hotel Radisson de Montevideo en el marco de la conferencia FocoUruguay organizada por la empresa Indumex:

Ambassador Frank E. Baxter delivering his remarks during a FocoUruguay conference in Montevideo, September 20, 2007. [U.S. Embassy photo by Vince Alongi]
El embajador Frank E. Baxter haciendo uso de la palabra durante la conferencia FocoUruguay realizada el 20 de setiembre en el Hotel Radisson de Montevideo.
AUDIO (en inglés)   AUDIO (traducción)

Es un placer estar aquí con ustedes. Agradezco a Indumex y FocoUruguay por esta invitación. Me parece que Indumex es una empresa muy importante. Un componente muy importante de una sociedad creciente libre es tener el intercambio libre de divisas, así que es muy importante. Y hablando de las divisas, la revista The Economist tiene lo que llama el “índice Big Mac” donde estudian el precio de las hamburguesas Big Mac en todo el mundo, creo que en ciento y pico de países, y usando el concepto de la “paridad del poder de compra” pueden determinar cuales divisas son las más caras y cuales son las mas baratas. La última vez que vi, el precio del peso estaba en un 33% por debajo de su valor.

El cambio de divisas es volátil, peligroso. El otro día leí que las amas de casa en Japón se sentian con el agua al cuello ya que acostumbran al trading en el mercado de divisas desde sus hogares, y las cosas no les iban muy bien, lo cual es un llamado a atención sobre los mercados; y hablando de mercados, hay dos tipos de personas: quienes no saben y quienes no saben que no saben.

Realmente nunca me canso de hablar de su maravilloso país, creo que es una importante relación para mi país, nosotros tenemos un interés muy fuerte en las relaciones constructivas con las naciones que respetan los valores democráticos fundamentales y el estado de derecho. Queremos trabajar de cerca con cualquier gobierno, no importa su ideología siempre que esté comprometido con la democracia, el imperio de la ley, y el bienestar de sus ciudadanos. Esa es una razón por la que Uruguay es muy importante para nosotros pero no es la única. La más importante es que ustedes tienen una cultura buena, amable, gentil, creativa, y tenemos muchas relaciones uno a uno, es difícil conocer a una persona en su país que no tenga un pariente en el nuestro. Mencioné antes en el desayuno que un gran número de personas de EE.UU. quieren venir al Uruguay; he oído en las ultimas semanas que hay 80 personas que están solicitando la residencia en el Uruguay que vienen de los Estados Unidos y creo que va a haber más.

Creo además que ahora ustedes tienen la cultura y las instituciones necesarias para sostener una democracia vibrante y una economía creciente. Creo que son un ejemplo de la racionalidad, vuestra cultura, en una región a veces volátil. Me gusta usar una metáfora de boxeo, yo creo que “el Uruguay pega por arriba de su peso”. Esto no significa que no estemos siempre de acuerdo, pero estamos sí de acuerdo en los valores fundamentales de la democracia y el estado de derecho y en una larga historia de trabajar conjuntamente en forma muy positiva. En los hechos, el General Artigas tomó mucho de la Constitución estadounidense y la documentación existe en alguna de sus charlas y presentaciones a comienzos del siglo XIX y en 1850 pidió ayuda a nuestro Presidente Madison que mandó aquí algunos marineros de Baltimore para ayudar a pelear contra los portugueses. Y en 1820 cuando las cosas no le iban muy bien y, quería ir al exilio, nuestro presidente Monroe le escribió una carta y le dijo “venga a Estados Unidos, hasta le vamos a dar una jubilación acá”, así que tenemos una muy larga relación, y creo que fue en 1852 que firmamos nuestro primer tratado en que estuvimos de acuerdo en “la amistad perpetua y la libertad comercial recíproca”. Así que ustedes verán que tenemos una larga historia de tratados y relación. Y creo que en el pasado más reciente esto lo hemos visto continuar en la crisis, cuando la mayoría del mundo les dio la espalda, nosotros pudimos lograr el proceso del préstamo de un billón y medio de dolares, lo que era el equivalente de los depósitos a la vista para frenar la corrida bancaria y cambiar las psicología. E instamos al Fondo Monetario para que aceptara el préstamo y ustedes han demostrado nuestra fe, en reciprocidad pagando el préstamo prontamente. Otra cosa que es difícil en nuestro país, apurar la aprobación de la carne uruguaya que había sido prohibida, creo que por la aftosa; los pusimos a ustedes al comienzo de la lista por decirlo así, para que se apurara el trámite de aprobación. En el 2004, tuvimos un acuerdo de cielos abiertos a través del cual podemos intercambiar vuelos y este año también ustedes fueron puestos al comienzo de la lista ya que hay que tener "categoría 1" para volar a los Estados Unidos y logramos la aprobación de nuestra autoridad federal de aviación para agilizar todo el proceso del trámite de aprobación. Ahora creo que se ha podido explotar esta posibilidad y es importante que vuestros aviones lleguen a nuestro país. También sé que el aeropuerto de Atlanta está instando a PLUNA para que tenga un vuelo que vaya directamente a Atlanta, en vez de que todos los vuelos vayan a Miami.

También debo decir que el sentir respecto a Uruguay en Washington es muy impresionante; cuando voy ahí como Embajador en Uruguay se me abren muy fácilmente las puertas del Gabinete, del Presidente y a otras oficinas, y esto refleja las cosas buenas que han sucedido entre nuestros países.

Ambos gobiernos, además del Tratado de Cielos Abiertos, hemos tenido también un tratado Bilateral de Inversiones, lo cual es muy importante ya que asegura a los inversionistas su dinero, sus divisas y sus propiedades en Uruguay. Posteriormente firmamos el TIFA lo cual permite un montón de cosas comerciales sin necesidad de aprobación parlamentaria. El ejemplo más reciente fue el lunes, la aprobación de la importación de arándanos, es un ejemplo de ese trabajo, que emana del TIFA. Así que además de arándanos, ahora se pueden exportar peras, manzanas, y estamos trabajando muy fuertemente y creo que en un año mas o menos, vamos a poder importar el cordero sin hueso, y hay un montón de cosas más. Así que el TIFA es muy útil. Quería decir también que dentro del TIFA hay varios grupos de trabajo en ambos lados para ambos países que están trabajando en varios temas. También hemos tenido varios líderes del gobierno que han venido para aprender más de su país y mostrar su respeto, incluyendo el Presidente y algunos integrantes del Gabinete. El secretario Gutiérrez va a venir a comienzos del mes que viene y también nuestra embajada ha invitado a muchos lideres empresariales y académicos quienes han adquirido más familiaridad con el Uruguay.

Me parece que estamos trabajando muy bien con nuestros esfuerzos de mejorar las relaciones comerciales, lamentablemente el mundo, si bien el libre comercio es sin ninguna duda empíricamente bueno para todas las naciones, sigue habiendo un gran sesgo proteccionista y creo que va a tardar años sanar ese problema, pero hay muchas cosas que podemos hacer mientras tanto sin ningún acuerdo adicional. Creo que la posibilidad mayor que tenemos para mejorar nuestra relación hacia el futuro es entre la gente, de gente a gente, de empresa a empresa, los gobiernos tan solo pueden hacer hasta cierto punto. Estamos en un mundo donde el mundo es plano, donde las distancias largas no son una barrera tan grande como hubieran sido antes. Para mí, una de las mejores formas de conocernos es hacer negocios; si uno puede lograr una buena relación de negocios, siempre las relaciones van a mejorar en general. Tenemos una variedad de buenas relaciones, en el lado comercial creo que hemos sido un comprador muy importante de los productos uruguayos, en 2004 y 2005, fuimos el mayor comprador de vuestros productos, ahora estamos mas o menos en el mismo nivel que Brasil. A partir de julio hemos comprado $335 millones de dólares en productos uruguayos, mas o menos lo mismo que Brasil y dos tercios más que Argentina y tres veces más que Alemania. Más del 40% de vuestras exportaciones de carne vacuna vienen a nosotros, es uno de los grandes beneficios que yo tengo acá, que puedo comer carne uruguaya todos los días, y hay muchos más negocios por hacer, como dije, el proceso es lento a nivel de gobierno a gobierno en cuanto a los tratados, pero siempre digo que hay que aceptar las cartas que nos dan y podemos hacer muchas cosas con estas cartas sin la necesidad de firmar más tratados. No hay barreras a la mayoría de los negocios del Siglo XXI, el software, los servicios, cualquier cosa que se pueda trasmitir y vender electrónicamente, no existen barreras y es que el mundo va hacia ese lado. Algunas de las fuertes más importantes en el Uruguay son el turismo, la logística, y el servicio y ahí no existe barrera alguna; las únicas barreras son las que tenemos en la cabeza.

Las importaciones totales a los Estados Unidos aumentaron un 5%, el ano pasado. Es una cifra fenomenal, y creo, no estoy seguro, pero casi todo ese aumento no fue en productos protegidos sino en productos nuevos que no enfrentan barreras. Un hecho triste es que las importaciones desde América Latina no aumentaron ni bajaron el año pasado, y si no contamos a Méjico, en realidad bajaron. Según Andrés Oppenheimer los asiáticos están leyendo mejor vuestro mercado y nuestro mercado también y están tomando su participación. Estados Unidos es un mercado duro pero no es impenetrable. Ni mucho menos. Hay que enfocarse en los puntos fuertes, buscar nichos y enfocarse en ciertas poblaciones, en vez de ir tras todo el país, es mejor elegir un área más restringida, un estado por ejemplo. Uruguay, por ejemplo, es muy conocido en el estado de Minesota y ustedes sabrán que hay un Montevideo en el estado de Minesota, la llaman “Monte’. Allí festejan el cumpleaños de Artigas, tienen una estatua enorme del General, y creo que sería muy posible hacer sentir a la gente de Minesota que la vida no es completa si no visitan el Uruguay, pero eso es una cuestión de enfocarse. Y además con toda la población latina en Estados Unidos, mas de 40 millones, hay también nichos importantes por ese lado, pero ayudaría un poco si ustedes tuvieran una marca vendible, podrían caracterizarse como un centro tecnológico o de sedes para empresas para identificarlos mejor. Como dije tienen muchos puntos fuertes para explotar un poco más, como el software, turismo y particularmente logística. Con los planes de mercadeo no hay límites para ustedes, hay que seguir esforzándose en ese sentido, hay que desarrollar relaciones y adaptarse al mercado.

Además de cliente, hay que pensar en Estados Unidos como un importante inversor. Creo que Uruguay tiene un entorno de inversiones muy atractivo hay respeto por la propiedad privada, hay respeto por el libre cambio de divisas y es un gran lugar para vivir. Nosotros somos un importante inversor con más de 600 millones de dólares en el país. Hay mas de 100 empresas estadounidenses aquí. Y por ejemplo, dos de ellas, Weyerhauser y Sabre generaron más de 2,000 puestos de trabajo de alto nivel. Sabre tiene 900 empleados, tienen puestos de trabajo de alto valor agregado; Weyerhauser tiene 900 empleados en el interior lo que realmente ya ha cambiado la cara de Tacuarembó. Muchas empresas estadounidenses están muy comprometidas con ser buenos ciudadanos y éstas dos empresas son un buen ejemplo. Y en los últimos años muchos inversores de los Estados Unidos han comprado bienes raíces en los negocios agrícolas pero existen muchas más oportunidades que se pueden desarrollar para atraer a los inversores. Pienso en el Uruguay como un país natural para sedes de empresas, tiene contadores, abogados, tiene una sociedad estable. Inversores deben pensar en Uruguay no sólo como un mercado pequeño sino que puede ser la sede para muchas empresas en la región, y creo que ustedes podrían vender esa idea.

En el largo plazo hay dos pasos que entiendo son totalmente necesarios para atraer la inversión de Estados Unidos y de cualquier parte. En primer lugar es preparar y retener a más trabajadores capacitados. Lo más importante para hoy en el mundo de los negocios es el capital humano, en general las inversiones no van a un lugar donde no hay un buen nivel de capacitación. Yo conozco una empresa tecnológica de mi país que vino aquí, lo estudió, le gusto Uruguay, pero entendió que no había suficiente número de personas capacitadas para hacer el trabajo del Siglo XXI. Y decidieron no venir. Así que la gran tragedia de esta época es si bien hay una disputa por el talento también hay mucha gente que está sin empleo o está sub-empleada o tienen trabajos medio improvisados. La educación es la clave acá, la mayor amenaza para un país, después del terrorismo, es la falta de profesores competentes. Esto es sin ninguna duda cierto, la pérdida del capital humano a través de la emigración es una gran preocupación, pero hoy en día, la realidad es que los trabajadores crean los trabajos tanto como los empresarios. Si una persona tiene talento y lo hace saber, las empresas lo van a buscar. Me gusta decir que hoy es posible exportar el cerebro sin mandar también el cuerpo. Es decir uno puede vivir en este país, trabajar para otros lados del mundo pero seguir viviendo acá. Y cada vez más la gente joven va a entender este concepto.

Respecto a la educación, he encontrado en Los Angeles, California, de donde soy yo y he trabajado en la educación de adolescentes, que tiene que haber un compromiso entre toda la sociedad para lograr un cambio. El gobierno por sí solo no lo puede hacer, cada uno tiene que querer hacer el cambio y ese es el desafío que enfrentamos.

Otra necesidad para atraer inversores es un mercado de capitales. Muchas veces los administradores de dinero les gusta el entorno pero no hay una forma un vehiculo para la inversión permanente financiera. Podría ser más atractivo el Uruguay si hubiera forma de invertir y tener acceso. El capital de riesgo no vendrá a un país si no tiene mercado de capitales y por lo tanto hay muy poco apoyo financiero para las empresas que quieren iniciar una nueva idea. Las pymes son las áreas en donde más ha crecido el empleo en los últimos años. Cuando uno está midiendo la inversión extranjera directa hay que ver las zonas en donde se están desarrollando nuevos negocios. Estos es la sangre que da vida a nuestro futuro.

Un área importante que no he mencionado tiene que ver con los intercambios que necesitamos para mejor nuestra relación. Muchas veces los intercambios cambian la vida de los individuos involucrados, ya sean estudiantes, académicos, gente de la cultura y creo que hay que pensar en la tecnología para fomentar estos intercambios de individuos. Lamentablemente es un pequeño número de personas que pueden visitar a un país o al otro, hay que pensar en formas de hacer pequeñas visitas que se suplementen o complementen con el aprendizaje a distancia. Existe la tecnología, simplemente tenemos que canalizarla.

Debo decir que después de estar acá durante de diez meses soy muy optimista con respecto a vuestro país, me encanta su gente, mi mujer está muy feliz acá, creo que es una población muy creativa, que se ve en las artes, en las empresas, en el software, la animación y cinematografía. Tienen una ubicación estratégica desde el punto de vista geográfico y de uso horario. La gente es lo más amable del mundo, es un lugar maravilloso para vivir. Muchas veces ustedes dicen que ser pequeño es una desventaja, yo en cambio creo que es un gran punto a favor, como le dije a Jorge antes. Hay que ver a los pequeños países como Irlanda que ahora es el país más rico per cápita en el mundo y también Estonia, Nueva Zelanda. Hace algunos años, Irlanda era el país más pobre de Europa, ahora es el más rico del mundo. Lo que sucedió es que todos los sectores de la sociedad se juntaron para trazar, para delinear el futuro del país. Se pensaban a si mismos como irlandeses no como de un partido o de otro, como gremios y empleadores, no, irlandeses y el resultado es que es el país más rico del mundo. Hoy su gente está volviendo, los que habían emigrado, no es un milagro, es algo que se puede lograr con un compromiso que se extienda a todo el país. Y realmente creo que el Uruguay tiene potencial para ser el lugar en Sudamérica o en el mundo, por eso soy tan optimista. Y quisiera que todos los uruguayos compartieran mi optimismo, es una fuerza cuántica, en mi estado natal de California aprendimos de los tiempos de los campos auríferos que cualquier persona con optimismo puede lograrlo, y el único fracaso es no intentar de nuevo. Uruguay es un lugar fascinante. Espero que de esta charla salgan algunas ideas interesantes. Yo voy a seguir trabajando incansablemente para que mi país conozca más al vuestro.

 
###

 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial