/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
 

En Estados Unidos existe una "defensa a ultranza" de la libertad de expresión

Impresiones del periodista uruguayo Juan Pedro Hernández sobre su visita a los Estados Unidos

Publicado: 25 de setiembre de 2007

Mariela Crosta, Juan Pedro Hernández, Virginia Waller, Carlos Gianelli. [U.S. Embassy photo by Silvana Patrone]
Cónsul de Uruguay Mariela Crosta, Juan Pedro Hernández, Virginia Waller y Embajador Carlos Gianelli durante una visita a la embajada de Uruguay en Washington, el 5 de setiembre de 2007.
El periodista Juan Pedro Hernández, de Emisora El Lugar FM 99.1 de San José, es uno de los ganadores del concurso convocado por la embajada en junio de este año con motivo del 231º aniversario de la Independencia de los Estados Unidos, cuyo premio fue un viaje de una semana a Washington y Filadelfia. (Ver nota relacionada).

Al regresar de su viaje, Juan escribió el siguiente artículo sobre sus experiencias en los Estados Unidos:

(comienza el texto)

Transmitir mis impresiones sobre Estados Unidos es una tarea harto difícil, porque sólo estuve prácticamente una semana y también porque hubo muchos aspectos que me impactaron y reconozco que me gustaría abordarlos a todos. Pero –al igual que el tiempo de la televisión- el espacio de este artículo es “tirano”, por lo que optaré por referirme a lo que tal vez más destaco desde el punto de vista profesional y personal.

En lo que respecta a mi profesión, me admiró la defensa a ultranza que en los Estados Unidos se hace de la libertad de expresión; uno de los cinco principales derechos que contempla su Constitución y expresamente reivindicado en la Primera Enmienda. El poder expresar sus ideas sin temores ni recortes es –a mi entender- fundamental para el periodismo y para el periodista, y la presencia de organismos independientes –como Freedom Forum o Freedom House- que fomentan y controlan esta práctica, son sumamente importantes para el ejercicio de esta labor; y sobre todo en estos tiempos donde –lamentablemente- no en todos lados se puede concretar. De más está decir que también el oyente, el lector o el televidente se benefician de este hecho, porque recibirán la información no cercenada y desde diferentes ángulos, lo cual le brindarán aún más elementos para formarse su concepción de las cosas.

Desde el punto de vista personal, particularmente me llamó la atención el sentido de identidad y la preservación de los valores que se aprecian en el pueblo estadounidense. Frecuentemente me encontré con viviendas adornadas por la bandera nacional u otros símbolos similares, o gente llevando remeras con consignas propias de su historia, tales como: “We the people” o “Freedom is not free”; a lo cual podemos sumar museos y paseos temáticos, y actividades afines. Teniendo en cuenta que se trata de una nación con similar cantidad de años de independencia que Uruguay, mantienen un sentido de identidad muy fuerte, tal vez algo exacerbado...pero ¿qué futuro tiene un pueblo que no recuerda su pasado?. No creo que esté de más recordar quienes y cómo somos, y más en estos tiempos de “confesionario”, “baile del caño” y ainda mais.

Y para cerrar, si de valores estamos hablando, no puedo obviar la amabilidad y el buen trato, dos características que percibí como innatas en el estadounidense, lo son en –prácticamente- todos los seres humanos....aunque a veces da la impresión de que están en vías de extinción. Por aquellos lados es un hábito corriente, y mejor aún, ponen al uruguayo como un ejemplo de ello, sería bueno seguir cultivándolos por aquí no?

(termina el texto)

 
###

 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial