/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
ENGLISH

El premio Nóbel de Al Gore resalta la nueva conciencia ambiental

Ex vicepresidente honrado al llamar la atención hacia el cambio climático

Publicado: 15 de octubre de 2007

(© AP Images)
El ex vicepresidente Al Gore, en una foto tomada durante la promoción en 2006 de su película ganadora de un Oscar, An Incovenient Truth (Una verdad incómoda). Gore y el Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático recibieron el Premio Nóbel de la Paz por sus esfuerzos para aumentar y propagar los conocimientos sobre el cambio climático causado por la actividad humana y por sentar las bases para combatirlo.
Washington -- Al ganar el Premio Nóbel de la Paz 2007, el ex vicepresidente de Estados Unidos Al Gore se une a una lista de prominentes políticos y activistas estadounidenses reconocidos por el Comité Nóbel Noruego. Comparte el premio con el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), un organismo internacional formado por científicos de más de 100 países.

Otros ganadores anteriores del Premio Nóbel de la Paz son el presidente Theodore Roosevelt (1906), el presidente Woodrow Wilson (1919), el secretario de Estado Cordell Hull (1945), conocido como “el padre de las Naciones Unidas”, el defensor de los derechos civiles Martín Luther King Jr. (1964), el secretario de Estado Henry Kissinger (1973), que compartió el premio con el entonces ministro de Asuntos Exteriores vietnamita Le Duc Tho, y el ex presidente Jimmy Carter (2002).

Gore fue galardonado con el prestigioso premio por su defensa del medio ambiente, que se ejemplifica con su documental ganador del Oscar, An Inconvenient Truth (Una verdad incómoda). El tema principal del film -- que la actividad humana, especialmente la emisión de bióxido de carbono, coloca en situación de riesgo el ambiente natural de la Tierra, ganó la aceptación general de comunidades científicas y gobiernos, incluso por parte de la administración Bush.

“El vicepresidente Gore ayudó a llamar la atención sobre el cambio climático”, expresó Tony Fratto, portavoz de la Casa Blanca. “Los científicos de la IPCC han realizado un trabajo excelente para añadir rigor científico a las cuestiones sobre el cambio climático…el paso siguiente…es ejecutar estrategias que sean eficaces y prácticas, y eso permite…a los países realizar el trabajo que necesitan para erradicar la pobreza”, agregó.

A pesar de que en algunas ocasiones las recomendaciones específicas de la IPCC sobre asuntos ambientales difieren de la estrategia de la administración Bush, las inversiones realizadas por el gobierno de Estados Unidos en investigaciones relacionadas con el clima contribuyeron al desarrollo de los informes de la IPCC, según indican funcionarios estadounidenses.

La Organización Meteorológica Mundial y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente establecieron la IPCC en 1988. La delegación estadounidense en la IPCC está compuesta por expertos de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA), la Administración Nacional de Asuntos Oceanográficos y Atmosféricos (NOAA) y el Departamento de Estado.

Integrada por más de 2.000 expertos, la IPCC no realiza investigación sino que recolecta y revisa información de otras organizaciones, incluyendo el Programa Científico sobre el Cambio Climático de Estados Unidos compuesto por múltiples agencias, que ha gastado aproximadamente 9.000 millones de dólares en ciencias relacionadas con el cambio climático.

En un comentario hecho en febrero y publicado en un informe emitido recientemente por la IPCC, el Departamento de Recursos Energéticos de Estados Unidos indica que el informe “confirma lo que el presidente Bush ha dicho sobre la naturaleza del cambio climático y reafirma la necesidad del continuo liderazgo de Estados Unidos para confrontar los asuntos climáticos mundiales”.

Estados Unidos dedica más que cualquier otra nación, casi 29.000 millones de dólares, a investigación científica, tecnología, ayuda internacional y programas de incentivos enfocados a reducir emisiones peligrosas, según el Departamento de Recursos Energéticos.

Para más información sobre la acción internacional y de Estados Unidos sobre el cambio climático y otros asuntos relacionados con el medio ambiente, véase Cambio climático y energía limpia.

Para más información sobre el medio ambiente y la industria cinematográfica de Estados Unidos, véase La cara ambientalista de Hollywood.

 
###

 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial