/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
ENGLISH

Grupo de micro finanzas transforma vidas de mujeres de América Latina

Pro Mujer ofrece préstamos, capacitación comercial y cuidado de la salud

Publicado: 1 de noviembre de 2007

[Photo: Pro Mujer]
Felícitas Miranda, una viuda peruana, estableció us negocio de venta de verduras con ayuda de Pro Mujer.
Washington – Para mujeres muy pobres en América Latina, con muy pocas opciones para mejorar sus circunstancias, la organización Pro Mujer les ha abierto un nuevo mundo de oportunidades al proporcionarles pequeños préstamos y otros servicios.

Pro Mujer fue fundada en 1990 por Lynne Patterson, un maestra estadounidense, y Carmen Velasco, psicóloga pediatra boliviana, para ayudar a las mujeres pobres de Bolivia. La organización, sin fines de lucro, que ahora se ha extendido a Nicaragua, Perú, México y Argentina, proporciona pequeños préstamos a mujeres pobres que quieren empezar negocios, a las que les brindan instrucción financiera y comercial así como información y servicios de salud.

"Hemos logrado transformar algunas actitudes locales bastante arraigadas" acerca de la capacidad de las mujeres y su lugar en el orden social, dijo Patterson al Servicio Noticioso desde Washington.

“La discriminación y los estereotipos" a menudo no permiten que las mujeres de América Latina -- y de otras partes -- logren sus metas, "pero con apoyo de Pro Mujer, las mujeres realmente prosperan", anotó. Cuando aprenden a utilizar el crédito e invertir en sus pequeños negocios propios, las clientes de Pro Mujer pueden sacar a sus familias y a ellas mismas de la pobreza, "nuestros servicios tienen buena acogida en todos los países donde operamos”, agregó Patterson.

Pro Mujer sirve a unas 180.000 mujeres en toda la región. La mayoría vive en aldeas rurales remotas, y cuando Pro Mujer llega a una nueva comunidad "hacemos un estudio de mercado para averiguar lo que nuestras clientes necesitan y cuáles son sus problemas”, manifestó Patterson. "Nuestros voluntarios van de puerta en puerta y distribuyen volantes, y nosotros anunciamos en la radio". El grupo también lleva a cabo sesiones de orientación para las mujeres interesadas.

Las clientes de Pro Mujer se reúnen una vez por semana en centros ubicados en sus vecindarios para solicitar y pagar préstamos y recibir instrucción. Típicamente, las clientes "forman pequeños grupos" de unas cinco mujeres, y crean un sistema de apoyo para garantizar una a la otra el pago de los préstamos. "Es muy importante reunir a un grupo de personas que confían una en la otra”, dijo Patterson.

"Se establece un banco comunal, que consiste en 25 a 40 mujeres que se reúnen para recibir y pagar los préstamos, y nuestra tasa de pago de los préstamos es muy alta" -- casi 99 por ciento – “las mujeres tienen que ahorrar también un porcentaje de sus ingresos”, indicó Patterson. Las clientes de Pro Mujer "tienen unos 20 millones de dólares en ahorros en los cinco países que servimos".

A medida que las mujeres adquieren nuevas habilidades, mejoran sus capacidad de liderazgo y adquieren más confianza, dijo Patterson.

“Estuve recientemente en Nicaragua, en una reunión en un pequeño pueblo, donde Pro Mujer hizo un préstamo hace algunos años a una mujer que estableció una panadería. Cuándo estuve allí, vi que el negocio había crecido”, recordó. "La mujer, su marido y su hijo e hija todos trabajaban en la panadería, y ahora emplean a un panadero. Tienen un horno enorme, y el negocio prospera, sostiene a la familia entera y financia la educación de la hija. La hija asiste a la universidad".

Pro Mujer les proporciona a muchas de a sus clientes asistencia médica, como pruebas de detección temprana de cáncer uterino, y ofrecen ayuda para encontrar el tratamiento si los resultados de la prueba son positivos. La organización administra centros del cuidado infantil para hijos de miembros de Pro Mujer en Bolivia, y -- en colaboración con el Ministerio de Educación de Perú -- las guarderías infantiles de los pueblos peruanos de Puno, Tacna, Ilo y Moquegua están disponibles para todos los niños de la comunidad.

PLANES DE EXPANSIÓN

Pro Mujer espera establecerse en otras partes de América Latina en el futuro próximo.

"Las primeras damas de Panamá y Guatemala se han comunicado con nosotros y hay interés también en Paraguay, Chile y Colombia”, dijo Patterson. "Creo que Pro Mujer tendría beneficios en todos y cada uno de los países de América Latina. Tenemos solicitudes todo el tiempo. En Argentina, cada senadora quería que fuéramos a su provincia".

Aunque "todavía no tenemos los recursos para ampliarnos tanto, nuestra meta es crecer de 180.000 a 200.000 clientes hasta medio millón en los próximos tres a cuatro años”, expresó.

Recientemente, Pro Mujer recibió el Premio de 2007 del Banco Interamericano de Desarrollo por Excelencia en micro finanzas. Además, Pro Mujer ha establecido asociaciones con corporaciones patrocinadoras como Microsoft, Hewlett-Packard, American International Group Inc. y Avon, y con varias fundaciones, inclusive la Fundación Hill & Melinda Gates y la Fundación Citigroup.

Donantes individuales contribuyen también. Pro Mujer recibe apoyo del actor Robert Duvall, "que se enteró de la organización por medio de su esposa argentina, Luciana”, dijo Patterson. Duvall, que es quizás mejor conocido para su papel de abogado de la Mafia Tom Hagen en la película El Padrino, fue homenajeado en la gala de recaudación de fondos de Pro Mujer, en Nueva York en 2006.

Para mayor información visite el sitio de Pro Mujer en Internet.

Lauren Monsen
Redactora del Servicio Noticioso desde Washington


###
 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial