/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
Imprimir  |   | ENGLISH  

CaracterÝsticas del poder judicial en Estados Unidos

Los fiscales federales de distrito tienen considerable independencia judicial

Publicado: 7 de enero de 2008

Washington – De las tres ramas del gobierno de Estados Unidos el poder judicial es la menos definida en la Constitución estadounidense. Con la excepción del establecimiento del Tribunal Supremo, la Constitución establece que el Congreso tiene la facultad de “ordenar y establecer” tribunales inferiores. Lo que surgió de esto fue el sistema de Tribunales Federales de Distrito, Tribunales de Apelación y el Tribunal Supremo de Estados Unidos. Para llevar casos ante la justicia se creo un sistema de oficinas de Fiscales Federales de Distrito. En la actualidad hay 93 fiscales en Estados Unidos ubicados en todo el país, así como en los territorios de Puerto Rico, las Islas Vírgenes estadounidenses, Guam, y las Islas Marianas del Norte. Hay un fiscal de Estados Unidos asignado a cada distrito judicial con una excepción, para Guam y las Islas Marianas del Norte hay un solo fiscal que sirve en ambos distritos.

En términos generales, los fiscales tienen la responsabilidad de llevar ante la justicia a los acusados en casos penales en los tribunales federales de distrito, así como de defender a Estados Unidos cuando es demandado en un tribunal federal. En su papel de fiscales, estos abogados del estado tienen considerable discreción para decidir que casos penales se presentarán ante la justicia.

En el caso de la Oficina del Fiscal de Estados Unidos del Distrito Sur de Florida ha habido varios individuos que han sido llevados ante la justicia por operar ilegalmente en el sur de Florida como agentes de potencias extranjeras. El fiscal de Estados Unidos Alex Acosta declaró que “la Oficina del Fiscal de Estados Unidos continuará llevando ante la justicia estos casos y hará de ello una de nuestras más altas prioridades”.

La importancia de estas acciones legales ha sido puesta de manifiesto por el agente especial del FBI encargado Jonathan Solomon. “Cuando agentes extranjeros sin registrar creen que pueden operar en nuestro suelo con impunidad y desprecian las leyes de Estados Unidos, perjudican con ello la seguridad nacional de nuestro país y la seguridad de nuestros ciudadanos”.

Recientemente se produjo un caso que atrajo una publicidad considerable. Comparecieron cuatro personas en el tribunal federal en Miami, acusados de actuar y conspirar para actuar como agentes de la República Bolivariana de Venezuela en Estados Unidos. El fiscal de Estados Unidos Alex Acosta declaró que la demanda “…alega un esfuerzo llevado a cabo por los agentes de Venezuela para viajar a Estados Unidos con el propósito de coaccionar a nuestros ciudadanos para que les ayudaran a ocultar la verdadera naturaleza de un escándalo internacional que iba en aumento”.

De hecho, no ha sido esta la primera vez que la Oficina del Fiscal de Estados Unidos ha presentado cargos contra individuos que operan ilegalmente en el sur de Florida como agentes de potencias extranjeras. Por ejemplo, en julio de 2006 un ciudadano taiwanés fue sentenciado tras ser acusado de ser un agente encubierto del gobierno de la República Popular de China y de exportar ilegalmente artículos relativos a la defensa.

Thomas A. Shannon, secretario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, coloca el actual caso pendiente ante el tribunal de distrito en Miami en perspectiva, al declarar que existe “...una investigación en curso sobre individuos que han violado la ley y este es un asunto policial encaminado a aplicar la ley en Estados Unidos”.


###
 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial