/
EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA
ENGLISH
 
Fueron premiados los ganadores del Concurso de Dibujo y Ensayo

El Embajador Silverstein hizo entrega de los premios en ceremonia realizada el 4 de julio

Publicado: 7 de julio, 2005

El lunes 4 de julio se llevó a cabo en el Hotel Radisson, la ceremonia de entrega de premios a los ganadores de la tercera edición del Concurso de Dibujo y Ensayo para estudiantes de escuelas y liceos públicos de todo el país sobre “Como Ser Un Buen Ciudadano”. Esta ceremonia se enmarca dentro de los festejos de la conmemoración del Día de la Independencia de los Estados Unidos y contó con la presencia del Embajador Martin J. Silverstein y la Consejera de Prensa y Cultura de la Embajada de los EE.UU., Linda González. El concurso fue auspiciado por Laboratorios Abbott, Colonvade, John Deere, Hotel Conrad, Hotel Radisson y Hotel Sheraton.

Los ganadores de primeros premios recibieron una computadora para ellos y una para la escuela o liceo donde cursan estudios y los segundos premios una cámara de fotos digital.

Cabe destacar que debido a la excelencia de los trabajos presentados el jurado decidió otorgar dos primeros premios en la categoría dibujo. Los ganadores fueron elegidos entre un total de más de 400 trabajos representando instituciones públicas de la mayoría de los departamentos del país.

Carta de agradecimiento al Embajador Silverstein por parte de unos de los jovenes participantes. (Ampliar)
Los ganadores de esta nueva edición son:

A. Categoría Dibujo – 8 a 11 años

- 1er Premio: Pablo López Macedo, 10 años, de la Escuela Amelia Maeso de Pereira de José Pedro Varela, Lavalleja

- 1er Premio: Camila Llambí, Escuela No. 6 Estados Unidos, Montevideo

- 2º Premio: Alvaro Ribeiro, Escuela No. 6 Treinta y Tres Orientales, Melo, Cerro Largo

B. Categoría Ensayo – 12 a 17 años

- 1er. Premio: Ma. Eugenia Imperial, 14 años, Liceo No. 3 Zorrilla de San Martín, Paysandú

- 2º Premio: Noelia Rocha, 17 años, Liceo La Coronilla, Rocha

  GALERIA DE FOTOS

El embajador Silverstein con Pablo Lopez y Camila Llambi, ganadores del Primer Premio en Concurso de Dibujo. (Foto: Embajada de los EE.UU. / Vince Alongi) (Pulse aquí para ampliar la foto) El embajador Silverstein con Alvaro Ribeiro, ganador del Segundo Premio en el Concurso de Dibujo. (Foto: Embajada de los EE.UU. / Vince Alongi) (Pulse aquí para ampliar la foto)
El embajador Silverstein con Pablo López y Camila Llambí, ganadores
del Primer Premio en el Concurso de Dibujo.
El embajador Silverstein con Alvaro Ribeiro, ganador del Segundo
Premio en el Concurso de Dibujo.

Maria Eugenia Imperial, ganadora del Primer Premio en el Concurso de Ensayo. (Foto: Embajada de los EE.UU. / Vince Alongi) (Pulse aquí para ampliar la foto) Noelia Rocha, ganadora del Segundo Premio en el Concurso de Ensayo. (Foto: Embajada de los EE.UU. / Vince Alongi) (Pulse aquí para ampliar la foto)
María Eugenia Imperial, ganadora del Primer Premio en el Concurso de Ensayo. Noelia Rocha, ganadora del Segundo Premio en el Concurso de Ensayo.

Ernesto Varela (Laboratorios Abbott), Carlos Lamas (John Deere), Valeria Nowotny (Hotel Sheraton), Audrey Silverstein, Martin J. Silverstein, Marvin Risco (Colonvade), Gabriel Guerra (Hotel Conrad), Peter Schwarté (Hotel Radisson). (Foto: Embajada de los EE.UU. / Vince Alongi)
Ernesto Varela (Laboratorios Abbott), Carlos Lamas (John Deere), Valeria Nowotny (Hotel Sheraton), Audrey Silverstein, Martin J. Silverstein, Marvin Risco (Colonvade), Gabriel Guerra (Hotel Conrad), Peter Schwarté (Hotel Radisson).

  DIBUJOS

Primer Premio en el Concurso de Dibujo: Pablo Lopez.
(Pulse aquí para ampliar la imagen)
Camila Llambi, ganadora del 1er Premio en el Concurso de Dibujo. (Pulse aquí para ampliar la imagen)
Camila Llambí, ganadora del 1er Premio en el Concurso de Dibujo.
Arriba: Pablo López, 1er Premio en el Concurso de Dibujo.
Abajo: Alvaro Ribeiro, 2ndo Premio en el Concurso de Dibujo
Alvaro Ribeiro, 2ndo Premio en el Concurso de Dibujo.
(Pulse aquí para ampliar la imagen)

  ENSAYOS

PRIMER PREMIO
María Eugenia Imperial Beltrachini
Liceo No.3 Zorrilla de San Martín, Paysandú

Primero y principal, para ser un buen ciudadano es cualidad indispensable ser un buen ser humano.
Este es poseedor de ciertos valores que son inherentes a su condicion de tal, que Ie fueron inculcados par su familia y por el medio social en el que fue educado y se fue desarrollando.
Un individuo es, entonces la mezcla de todos esos factores que en forma preponderante han moldeado su formación, por lo que lIega a su vida adulta acarreando múltiples vivencias, valores y virtudes, los que se tornan indispensables, a la hora de asumir un comportamiento, un accionar en la vida cotidiana.
Así es, entonces, que ese individuo puede convertirse en un buen ciudadano porque actúa de forma tal, que su accionar es bien visto par toda la sociedad.
Es la sociedad quien aprueba o rechaza la conducta de una persona, ya que hay ciertas normas sociales, es decir, reglas de decoro y cortesía, que rigen en la sociedad y que se limitan a valorar la conducta de un individuo, por lo que se caracterizan por ser externas.
Considero que la frase "cómo defino un buen ciudadano" es una expresión por demás amplia y compleja, que abarca un gran abanico de posibilidades.
Como decía, en una sociedad existen normas jurídicas, vale decir, reglas de conducta generales y obligatorias elaboradas par organismos competentes del Estado, cuyo incumplimiento amerita una sanción.
Par ende, entiendo que un buen ciudadano es quien cumple con tales normas.
Pero también son importantes las normas morales existentes en toda sociedad, que dependen, estas sí, de coda individuo, y que persiguen su superación personal, pero carecen de fuerza imperativa.
En definitiva, ser un buen ciudadano implica acatar esas normas jurídicas dictadas por los hombres, para lograr la convivencia social, el respeto de las leyes y demás normas, y ser aprobado par la sociedad quien a su vez, dicta normas de conducta a ser seguidas por los individuos.
Podría decir que un buen ciudadano debe tener conciencia de los derechos y obligaciones que Ie asisten; es nuestra Carta Magna quien Ie otorga derechos y Ie impone obligaciones.
Un buen ciudadano hace de su trabajo su fuente de ingreso para él y su familia; se interesa par los temas sociales; se solidariza con el prójimo; cumple regularmente, en tiempo y forma, en los pagos de sus tributos y demás obligaciones; protege y enseña a proteger el medio ambiente y lo que es más importante, lo hace a sabiendas de estar actuando conforme a derecho y a conciencia.
Asimismo, un buen ciudadano es responsable del futuro de su país, ejerce su derecho al sufragio, su derecho a disentir, y su derecho a expresar su pensamiento.
Un buen ciudadano es, en definitiva aquel vecino que todos querríamos tener.




SEGUNDO PREMIO
Noelia Rocha Viera
Liceo La Coronilla, Rocha

La ciudadanía es el vínculo jurídico y político con el Estado.
En cada Nación son muchos los ciudadanos, pero solo unos pocos tienen conciencia de lo que ello implica.
Con la ciudadanía cada individuo obtiene el derecho de participar en el gobierno del Estado. Esto conlleva una responsabilidad muy importante, que es el hecho de elegir los representantes en el gobierno. EI individuo debe actuar en esta instancia con pleno conocimiento de las circunstancias del País en ese momento. EI sufragio es un derecho por medio del cual el ciudadano expresa su mayor sentir, proteger el Estado, el cual permanece producto de la independencia de los individuos que se integran como un todo armónico. Par otra parte el ciudadano puede participar en el gobierno, en calidad de elegible, lo cual obviamente requiere seriedad y compromiso social.
Ahora bien, un buen ciudadano es más que eso, es la expresión patriótica de fe y reconocimiento a las instituciones y fines de la Nación.
El buen ciudadano se interesa par sus conciudadanos, impulsando proyectos y participando para el mejoramiento de la sociedad y todo lo que a ella respecta.
En su modo más particular goza de una buena conducta, el respelto de los demás, el cual se reafirma con la actitud de preocupación y contribución laboriosa para el favorecimiento de las personas y el País. Vive su ciudadanía con hondo compromiso a la par de la Nación, producto de un intenso sentimiento de patriotismo. No se basa en ideologías, sino que sustenta su acción en algo más simple, la felicidad y la libertad de la ciudadanía como parte de una organización jurídica.
El buen ciudadano es una persona de amplio horizonte cultural y político, agraciado de madurez, lo que consolida su sentimiento de pertenencia y unión social, integrado en la conciencia y en el corazón. Defiende la democracia genuina y eficiente que respete la dignidad y los derechos del ciudadano en general.
En efecto,ampara la armonía de los intereses del individuo con los del País, penetrado por un espíritu humanitario de ideales de paz y libertad.
Es pues, el buen ciudadano el reflejo vivo de un modelo de defensor de justicia social y autonomía del Estado, en pro de su Nación y de los derechos y seguridades de las personas.




 

/ Página principal l Atrás

 

/
Archivos:  2003  2004  2005  2006  2007  2008  2009  2010  |  Sitio oficial